"Me voy muy agradecido del club"

Matías Vecino. El futbolista tricolor quedó muy feliz con su gol, que liquidó el pleito ante Wanderers, y se va a la brevedad a jugar en Fiorentina de Italia

Matías Vecino se va para Fiorentina pero quiso dejar un buen recuerdo en Nacional y convirtió su único gol en el Torneo Apertura para darle la victoria a los albos en el cuarto minuto de adición, ya cuando se terminaba el compromiso y cuando parecía que Martín Rodríguez había cerrado su arco luego de haber salvado cinco veces su valla.

El jugador tricolor dijo luego del encuentro que en la jugada del tanto que le dio la agónica victoria a su equipo la dejó correr para sacarse la marca de encima. “Por suerte entró para que pudiéramos ganar”.

Además sostuvo que fue un año en el que no tuvo suerte con el tema de las lesiones. “Pero son cosas que pasan en el fútbol”, agregó.

Sobre su viaje a Italia dijo que el pase a Fiorentina “está arreglado”, pero que a su vez, “depende de que salga el pasaporte comunitario”.

“Me voy muy agradecido del club del que soy hincha y espero volver algún día”, dijo Vecino.

Por su parte, el técnico albo, Gustavo Díaz  dijo que “fue una victoria muy merecida de cara a la hinchada. El partido estaba liquidado porque no conseguíamos convertir, y los hinchas demostraron adhesión”. El entrenador agregó que los tres puntos que dejan en carrera al club en la Tabla Anual. “Por suerte lo pudimos ganar en la última jugada”, señaló.

Agregó que fue un campeonato muy difícil. “Llegamos a un equipo campeón y pagamos errores por altibajos. Mejoramos, pero no nos alcanzó para ganar el torneo. El que lo ganó se preparó mucho mejor que nosotros con mucho más tiempo”, dijo.

“Con River y El Tanque perdimos el campeonato. Se dejaron puntos muy importantes. Son partidos que no te dan los torneos, pero muchas veces te los quitan”.

“Lo del Cacique (Alexander Medina) fue muy bueno, lo sacrificamos mucho contra Wanderers”, indicó.

A su vez, Martín Rodríguez, el arquero de Wanderers se lamentó por la derrota. “Lamentablemente a un equipo grande no se le puede dar ni un metro y hay que luchar hasta el último segundo, no se pueden bajar los brazos”, señaló.

“En esa última pelota no estuvimos claros y cuando pensábamos que nos llevábamos al menos un punto, terminamos perdiendo el encuentro”, dijo el golero de los bohemios.


Populares de la sección

Comentarios