"Me saco el sombrero con este equipo de Defensor"

El Intendente de Montevideo contó su pasión por los violetas
El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, es hincha de Defensor (así, a secas, como él dice) desde que tiene 14 años. El sábado concurrió al Franzini y vivió, con la pasión de un hincha más, la gran victoria frente a Nacional. Este sábado intentará ir al Capurro.

¿Cómo vio al equipo contra Nacional?
Me impresionó, yo pensaba que íbamos a andar por la mitad de la tabla, pero me saco el sombrero con este equipo. Juega muy bien, tiene buen trato de pelota, vocación ofensiva, toca vertical, busca siempre sorprender, tiene variantes por las puntas, por el medio. Había gente que se calentó con el gol de Nacional, pero yo dije que si seguíamos jugando así no perdíamos.

¿Lo vio muchas veces este año?
No, este año fui poco. El día que jugó con Peñarol justo salí a andar mis 40 kilómetros en bicicleta. Menos mal que no fui.

Se hubiera agarrado una bronca bárbara.
Uno tiene sangre. Cuando ves injusticias te calentás. Son errores. Pero nunca me había pasado que al otro día tanta gente de Peñarol me reconociera que fue una injusticia ese partido. Me impresionó.

¿Va a ir al Capurro?
Voy a tratar de ir, pero tengo un compromiso y capaz que llego para el segundo tiempo.

¿Cómo se hizo hincha de Defensor?
Empecé a ir a los 14 o 15 años. Yo vivía en Ellauri entre Miranda y García Cortinas y había una barra que iba a ver a Defensor. A mi padre, criado en Francia, no le interesaba el fútbol y mi madre era de Nacional. Yo era medio pro bolso. Pero uno empieza a ir contra Peñarol y Nacional y se hace más tuerto y más anti grande. Se ve mucha desigualdad. En aquella época Defensor tenía un buen cuadro: (Omar) Mondada, los hermanos (Miguel y Juan Carlos) Leiva. Tenía tiempo para ir a las canchas. Me acuerdo que Wanderers jugaba en Las Piedras y allá iba, esquivando los eucaliptus para ver. Todo eso lindo que tiene acompañar a un cuadro. Más adelante me casé, me mudé y recuerdo que me tuve que hacer tres veces socio de Defensor porque los cobradores dejaban de ir. Me acuerdo que una vez le vendí una moto a un cobrador de Defensor. Así que decidí hacerme socio anual. Yo estaba siempre en recorrida y no tenía tiempo de ir a la sede a pagar.

¿Qué destaca del modelo actual de la institución?
El año pasado fuimos campeones de la tabla general en juveniles. Me encanta eso, Ahuntchain y después Curutchet hicieron un buen trabajo, que ahora continúa con otra gente y es el sostén de los botijas. Además Defensor fue el primer cuadro en contratar especialistas para la ayuda contra las drogas. Esa es la base de Defensor. Ahora lamentablemente hay dos listas y tengo amigos en las dos, pero me enorgullezco de Defensor. Aunque baje a la B, siempre voy a ser tuerto.



Populares de la sección

Acerca del autor