"Me da vergüenza salir a la calle"

El entrenador aurinegro admitió que “si saliera a la Rambla sin gorro y sin lentes, sería un atrevido” por el momento que atraviesa el equipo

Es complicado para un hombre que desde que nació late por Peñarol, vivir una situación como la que vive Tito Goncálvez hoy. Ver que por más esfuerzo que se haga, las cosas no salen. Como no salían con Diego Alonso. Es un tema complejo en el que los jugadores tienen, como siempre, –también en las buenas– la gran responsabilidad.

Desde su casa, Tito habló con El Observador. Pidió que por esta vez, solo fuera por teléfono.

Dispara algunas frases fuertes y otras hasta que parecen inocentes. “El equipo antes perdía y se iba bailado. Ahora demostramos que tuvimos chances de gol, tanto contra El Tanque, como contra Cerro, que increíblemente fueron malogradas. Me gustó el equipo que arrancó, eso es bueno, porque no está bueno realizar muchos cambios ahora. Vi reacción, vi que los cambios estuvieron bien”, dice.

Y sigue: “Perdimos un partido y Cerro casi no llegó a nuestro arco. ¿Cómo puede pasar esto? Estoy tranquilo porque trabajo hay, pero tenemos que hacer goles. Reconozco que es muy difícil hacerle entender a la gente que estoy viendo reaccionar al equipo”.

Para el actual DT de Peñarol “lo que me está pasando es que estoy como en una pretemporada, estoy buscando el equipo, lamentablemente tiene que ser dentro del campeonato. Hay jugadores que yo no los conozco y hay que probarlos. Tengo que encontrar un equipo para antes del clásico”.

Tito admite que “hoy (el lunes) hace un día espectacular, tenemos libre, pero tengo vergüenza, no voy a salir de mi casa. Si saliera a la Rambla sin gorro y sin lentes, sería un atrevido”.

Hace una pausa y continúa casi como si fuera un monólogo: “La gente tiene que estar impaciente, muy caliente, pero nosotros no podemos entrar en esa vorágine, debemos estar tranquilos”.

De cara al futuro lejano y al año que viene, Tito tiró un par de temas interesantes.

“Esto recién empieza, por más Tabla Anual que haya y que vale la pena ganarla. Debemos ser campeones en el Clausura y después viene lo más importante para un grande: la Copa Libertadores. ¿Que vamos a tener dos competencias al mismo tiempo y los jugadores no están acostumbrados? Los futbolistas que yo quiero en Peñarol van a tener que estar en las dos competiciones, si no, no van a estar”, indicó.

Y agregó: “Lo único que le quiero decir al hincha de Peñarol es que hoy más que nunca tenemos que estar todos juntos. Dirigentes, jugadores, técnicos, pero fundamentalmente, los hinchas”.

No quería atender el teléfono, pero lo hizo en uno de los momentos más duros que vive con toda su increíble historia a cuestas en Peñarol. Primero, como jugador, obviamente, ahora, como entrenador y esperando que el domingo ante Miramar, los resultados positivos lleguen de una vez.

La bronca de Carlos Sánchez
El rumor que surgió en el Tróccoli el domingo de tarde, acerca de que a fin de año el gerente deportivo Carlos Sánchez se irá del club a dirigir a Europa con Diego Aguirre, despertó molestia.

“Me molestó mucho que se dijera eso porque no es cierto. En ningún momento dije que me iría. Además, pónganse en la piel del hincha que se iba caliente del Tróccoli escuchando eso. Habrá dicho: ‘¡Que se vaya ahora y no en diciembre!’.

Sánchez admitió que “estamos en una situación muy difícil. Muy difícil. La hinchada está enojada y preocupada y nosotros también. Lo que pasó en el Apertura fue muy pobre en cuanto a resultados y en cuanto a juego”.

Peñarol vuelve el martes a Los Aromos y en doble turno. Sánchez tendrá triple, ya que irá al consejo directivo en la peor coyuntura.


Populares de la sección

Comentarios