"Me aburre el fútbol de Barcelona"

Rosario Martínez, técnico de Fénix, atendió a El Observador y habló de todo

¿Hay un estilo Rosario Martínez o hay un estilo fútbol uruguayo?
Creo que Rosario Martínez se adapta al fútbol uruguayo, que existe, por más que nos guste o no y haya tanta gente que se empecina en modificar ese fútbol uruguayo que tantas glorias nos dio. Y si queremos volver a festejar tenemos que enfatizar sobre esos logros.

¿Por qué lo quieren modificar?
La verdad que no me explico a razón de qué, se quiere pregonar estilos totalmente ajenos a la realidad y la idiosincrasia nuestra. Se quiere ponderar entrenadores que no han ganado más que los entrenadores nuestros. Podrán tener una propuesta diferente y es respetable, pero yo sigo siendo hincha del fútbol uruguayo. Por supuesto que hay que adaptarse a la dinámica de hoy pero hay una historia que nos respalda y por lo tanto sigo aferrado a ello.

Usted en su twitter mencionó: “juegan Wanderers, un equipo que trata de jugar al fútbol y El Tanque que juega a otra cosa… qué será jugar al fútbol, eh?
Se puede pretender ganar de mil maneras distintas pero el fútbol es uno solo. Dicen que un juega al fútbol y los demás a otra cosa. ¿Qué es otra cosa? No existe la otra cosa. Es un fútbol jugado de manera diferente. En el fútbol el gran objetivo es conseguir resultados y no hay otra. A los técnicos se los contrata para conseguir resultados y los cesan por no conseguir resultados. Los jugadores que juegan bien porque consiguen resultados, no hay ninguno que se vaya al descenso y valga 20 millones de dólares. Por lo tanto el mundo nos obliga a ser resultadistas.

¿Qué es jugar bien entonces?
Jugar bien es hacer las cosas bien para ganar. Y seguramente el que gana es el que juega mejor.

¿No es jugar lindo?
No existe jugar lindo, jugar lindo podemos jugar en la playa o en el campito donde ponemos dos camisetas en el piso y nos arreglamos. El fútbol que es con arcos, que es profesional, que es un gran negocio, se trata de ganar. No lo invento yo esto.

Alfredo Arias me dijo que creía que no se puede ganar como sea, tenía que haber algo atrás, ¿lo comparte?
Rosario Martínez dice que hay que conseguir el triunfo.

Hay otra frase suya donde alude a sus colegas diciendo: ‘a tener muy en cuenta por los colegas, sino mencionas las palabras intensidad, proponer, todavía te falta para ser un entrenador moderno.
Esta de moda eso del entrenador moderno. El entrenador es entrenador. ¿Me quieren hacer creer a mí que el Hugo Bagnulo hoy no dirigiría? ¡Cómo no va a dirigir! Hubo gente que me quiso hacer creer que Tabárez no podía dirigir luego de estar 10 años en su casa mirando fútbol por televisión. Quedó demostrado que sí, que puede volver. Todo es válido, lo que no es válido es el verso, el decir una cosa y hacer otra cosa, esa sí no me la como. Yo digo lo que mis equipos hacen. No hablo de jugar bien, de proponer, de que mis equipos piensan en el arco de enfrente y luego no lo hago.

¿Hay mucho verso en el fútbol uruguayo?
Muchísimo. En el mundo, pero en el fútbol uruguayo también. Todo lo que pasa en Argentina… nos hemos tinelizado demasiado y también en el fútbol.

¿Quiénes, sus colegas, los periodistas?
Está instalado, porque muchas veces conviene el verso, mucha gente prefiere el verso y mucha gente compra el verso.

¿Por eso dijo que nos pretender argentinizar y chilenizar?
Por eso mismo, porque estamos hablando de lo maravilloso que es el fútbol chileno hoy por hoy, juegan maravillosamente bien, pero… ese pero que siempre metemos los uruguayos, esta vez es válido: no tiene una sola Copa América. Una Libertadores ganada y con un técnico extranjero.

Se impuso la moda Bielsa.
Cualquier técnico uruguayo ha ganado igual o más que Bielsa. Lo que hizo Bielsa en Chile, que para muchos fue espectacular, mucho antes lo hizo un técnico uruguayo que no fue valorado por nadie como Nelson Acosta. Entonces yo digo que hay mucho verso. Detrás de determinadas personas, no hay verso detrás de todos.

¿Qué opinión le merece Carrasco como técnico?
Muy buena. Creo que no va con el estilo del fútbol uruguayo pero tiene convicción, que es lo más importantes que debe tener un entrenador. Tiene una historia que lo respalda, fue jugador. Podrá estar equivocado o no, yo entiendo el fútbol de otra manera pero lo respeto profundamente porque hace lo que dice.

¿Defender con la pelota es un cuento?.
Yo creo que defender es defender. El fútbol uruguayo siempre defendió muy bien. Ahora se habla de defender con la pelota y no defendemos muy bien. Tener la pelota como posesión de pelota pensando en crear las mejores chances y oportunidades y generar situaciones, es más que valido y lo quiero en mi equipo. Pero tener la pelota por el simple de tener la para que aparezca en la pantalla 98% contra nada, no me sirve de nada. Y hoy en el fútbol uruguayo se está hablando mucho de la posesión de la pelota y las estadísticas dicen que Brasil en el último Mundial, en el partido donde tuvo más la pelota fue contra Alemania y se comió un resultado catastrófico.

¿Somos un fútbol de ataque directo?
Lo somos. Somos de ir y venir. Sumar toques por el simple hecho de sumar toques no tiene ninguna validez para mí. El fútbol tiene dos arcos, pienso permanentemente en el arco de enfrente de la misma manera que pienso en el propio. Hay que atacar uno y defender el otro. ¿Cómo? Cada uno de los entrenadores lo imagina a su manera y lo trabaja a su manera. El fútbol uruguayo ha sido siempre directo. Acá se ganó muchas veces de contra, con punteros, de pelota quieta, también bastante desmerecida en nuestro medio. Yo digo cosas que dijeron muchos técnicos antes que yo. Yo no digo las cosas para que a este periodista de El Observador la caiga simpático. Yo digo lo que me gusta a mí.

Markarian decía que si no somos directos la gente se aburre.
No tengo dudas de que es una gran verdad lo que dijo. El uruguayo típico vive el fútbol de otra manera por más que hoy por hoy se le quiera hacer creer a la gente que el fútbol es el de Barcelona. Pero ese cuadro tiene 40 años jugando de la misma manera en La Masía y de una generación espectacular que no se repite.

¿A usted le gusta el fútbol de Barcelona?
¿Tengo que decir lo que la gente quiere escuchar y lo que le gusta a Martínez?

Lo que le gusta a Martínez.
Me aburre el fútbol de Barcelona. Me gusta el fútbol del Bayern ahora, me gusta el fútbol del Real Madrid, de Atlético Madrid. Me gustan todos los equipos que piensan en el arco de enfrente. Un equipo que entra a la cancha solamente a tener la pelota y ver si puede ganar, que generalmente lo logra porque había diferencias abismales de trabajo, prepuesto, contratación de jugadores y lógicamente que va a conseguir resultados.

¿Es consciente de que opina contra la corriente? Hoy la corriente es pro-Bielsa, pro-Guardiola.
Tampoco yo soy anti-Guardiola. Creo que lo de Barcelona tiene mucho que ver Guardiola pero tiene mucho más que ver la escuela. Yo no estoy contra Bielsa, no estoy contra Guardiola pero me gustaría ver qué pasa o Sampaoli mismo, que lleva años en el fútbol y no ganó tanto, si vinieran a dirigir a Basáñez, a Boston River, a Uruguay Montevideo, quisiera ver si consiguen los mismos logros y la gente habla tan bien de ellos. El fútbol uruguayo es competitivo, el jugador uruguayo piensa en ganar, no piensa en sumar toques y hay mucha gente que le quiere cambiar la cabeza, al hincha, al técnico y al jugador uruguayo.

¿Qué le responde los que dicen que sus equipos ponen la bañadera?
Y no les respondo porque no dicen la verdad. Para juzgar a alguien tengo que ver jugar a su equipo y seguramente esos que repiten nunca vieron jugar a los equipos de Rosario Martínez.

En la práctica con los jóvenes de cuarto y quinta les remarcó la importancia de sacrificarse y correr.
Hay mucha gente que también se llena la boca diciendo que el fútbol no es solamente correr, obvio. El fútbol es con la pelota, hay que saber jugar, tener buen control, técnica, pero también hay que tener factor anímico y mucho esfuerzo.

¿Qué lugar ocupa el 10?
Usted lo vio en la práctica, juego con un 10. Obviamente que ese 10 con las manos en la cintura y las medias caídas que esperaba que sus compañeros corrieran para él ya no existe más.

¿Riquelme jugaría con usted?
Riquelme cuando tuvo que correr corrió. Ahora después de viejo de pronto quiere disfrutar.

¿Quién consigue el resultado?
El que juega mejor. Volvemos a lo mismo: ¿qué es jugar mejor? El que juega mejor gana. Acá no hay doble respuesta. El equipo que juega bien generalmente gana, el equipo que juega mejor es el que gana. Si un equipo llega 10 veces y marra las situaciones no está jugando bien o no está jugando mejor que el rival.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios