McIlroy es el nuevo rey del golf mundial

El norirlandés logró su cuarto título Major y ya se codea con la gloria de Nicklaus y Woods

Por si existían algunas dudas, el PGA Championship 2014 las despejó completamente: el golf vive en el inicio de la era Rory McIlroy.

En un final dramático que incluyó a algunos de los nombres más importantes del golf mundial, el norirlandés terminó su participación en el Valhalla Golf Club con 268 golpes, 16 bajo par, rondas de 66, 67, 67 y 68 impactos lo suficiente para derrotar al estadounidense Phil Mickelson, por la mínima diferencia.

Con cinco golpes en el par 5 del hoyo 18, McIlroy conquistó el cuarto título Major de su carrera y su segundo PGA Championship (ya había conseguido el de 2012).  Además sumó su tercer título en fila después de imponerse en el The Open Championship (popularmente llamado British Open) y en el World Golf Championships-Bridgestone Invitational, y a los 25 años se convirtió en el tercer jugador más joven en ganar cuatro Major, superado solamente por Tiger Woods y Jack Nicklaus.

El desenlace fue dramático, ya que el número uno del mundo tenía como objetivo terminar el torneo antes de que se acabara la luz natural en Louisville, Kentucky.  Una fuerte lluvia detuvo la acción lo que provocó una demora de casi dos horas y un retraso en las últimas salidas.

Y como para dejar menos dudas, el triunfo de McIlroy fue de atrás: empezó la última vuelta con dos bogeys en los primeros seis hoyos, inicio que lo alejó a tres golpes de los punteros.  Sin embargo, un eagle en el hoyo 10 y birdies en el 7 y 13 le permitieron igualar en la punta del campeonato con 15 bajo par.

Los estadounidenses Phil Mickelson y Rickie Fowler y el sueco Henrik Stenson también llegaron a 15 bajo par, pero los tres sumaron un bogey en la parte final de la ronda.

El birdie en el 17 le dio a McIlroy una ventaja de dos golpes camino al último hoyo, donde los oficiales de la PGA of America le permitieron pegar junto al grupo de Mickelson y Fowler. El apuro de los organizadores por terminar el torneo antes de que se acabara la luz natural era evidente, apuro que era compartido por el ahora cuatro veces campeón de Majors.

Solo Mickelson pudo hacer birdie en el par 5 del 18. Rory ejecutó su salida y casi se va al hazard en el hoyo 18. El norirlandés jugó su segundo golpe a uno de los búnkers que rodea el green. Tras su sacada desde la arena ejecutó dos putts de rutina para anotar un par que le permitió quedarse con su segundo Wanamaker Trophy y un cheque por US$ 1.800.000.

Tras McIlroy y Mickelson terminaron Fowler y Stenson con 270 golpes. El quinto lugar lo compartieron los estadounidenses Ryan Palmer y Jim Furyk con 272 impactos. Tiger Woods se fue temprano a casa al no superar el corte clasificatorio. La prueba que faltaba para ratificar la nueva era.


Populares de la sección

Comentarios