Maxi, del Paladino a la Premier

Desde Gales, donde juega para Cardiff City, Amondarain cuenta cómo crece en el fútbol británico

Pasar del estadio Paladino de Progreso al brillo de la Premier League de Inglaterra a los 19 años fue todo un cambio para Maximiliano Amondarain. Su destino fue Cardiff City, el equipo de la capital de Gales que vio al juvenil que integró la selección sub 20 que disputó el Mundial de Turquía sumarse en setiembre de 2013.

Un año y medio después, ya se adaptó al fútbol británico, aunque no fue nada fácil y tuvo varios sacudones. “Desde la llegada me llamó la atención el profesionalismo que hay acá. Primero que nada la intensidad de los entrenamientos, todos los jugadores eran súper fuertes, rápidos, potentes y al principio me costó”, comentó a El Observador.

“Me pasó que chocabas y sentías que estaban todos fuertes. Cuando llegué, en Progreso no había tenido la posibilidad de hacer mucha base física durante el año, si bien cuando estuve con la selección hacíamos pesas, pero durante el año no hice mucho. Y acá llegué y al principio nos mataban a pesas. Estaba salado”, agregó.

Amondarain arribó a Cardiff como una apuesta a futuro y en eso está, luego de una primera temporada en la que el equipo jugó en la Premier y él no tuvo participaciones. Para peor, los malos resultados obligaron a dos cambios de entrenadores, lo que trajo que cada uno de los técnicos incorporara jugadores, relegando a los juveniles.

“El primer equipo está superpoblado. Si bien apuestan a subir, al tener tanto poder prefieren traer jugador que subir a un juvenil. Es difícil ganarse un lugar”, cuenta el zaguero. “Además, acá con 21 o 22 años te consideran muy joven. Entonces mi idea ahora es buscar ir a préstamo para poder seguir avanzando y ganando experiencia”.

La vida en Cardiff es muy “tranquila” para Maxi, quien por estos días está solo y espera la llegada de su novia para estar junto a ella hasta mayo.

“Estando solo no te da para hacer mucho. Es una ciudad chica y no hay muchas cosas para hacer, por lo que estoy metido solamente en el fútbol, en entrenar, quedarme hasta tarde en las prácticas y comer bien”.

“La gente es muy amable. La vida es muy tranquila. No hay robos ni nada de eso. Podés andar con el celular en la calle… Yo duermo con la puerta de la casa abierta sin ningún problema”, explicó.

Una de las dificultades que tuvo al principio fue la de que conducir el auto por la izquierda. “Es todo un tema, pero por suerte me acostumbré enseguida, desde que llegué”, señaló. “Lo que sí me costó un poco fue el tema de las cámaras de velocidad, ya me he comido como 10 multas porque no estaba acostumbrado a los controles de velocidad. Si te pasás apenas, la cámara te registra, y te comés una multa que te llega por correo, ni te enterás”, agregó.

La comida también fue un tema complicado porque tenía mucho picante. “Ahora me he acostumbrado un poco más. Igual se extraña la comida de Uruguay, el asado, las milanesas de la abuela. Y soy de comer mucha pasta y es fácil de hacer”, dijo el defensor, quien desayuna y almuerza en el club.

Si bien aún espera su salto a Primera División, Amondarain está tranquilo porque viene haciendo las cosas bien.

“Mi entrenador de Tercera y mi ayudante, Quinton Fortune, que jugaba en Manchester United, me dicen que estoy trabajando bien”, afirmó Maxi, quien tiene contrato hasta 2017, pero ya quiere dejar de ser promesa para ser una realidad en Cardiff City.

Gerrard, “una leyenda”: Una foto con el ídolo inglés

El zaguero se sacó una foto con Steven Gerrard, ídolo de Liverpool y la selección inglesa. Fue cuando Cardiff y los reds se enfrentaron. “Ese día, Suárez metió tres goles. Estuve hablando con él y me regaló la camiseta. Luego me lo encontré a Gerrard y aproveché para sacarme una foto, es una leyenda”, agregó. Sobre el fútbol británico, lo sorprendió “la pasión de la gente”. “En todas las ligas, la Premier, la Championship y las otras, en todas las divisiones se llenan los estadios. Cardiff es el club más popular de Gales, también está el Swansea, pero Cardiff creo que es más grande”, dijo el uruguayo.

“Me joden con Uruguay”: Así vivió el Mundial

“Cuando jugó Uruguay-Inglaterra estaba de vacaciones. Acá hay varios ingleses y los jodí un poco por WhatsApp. Después, cuando llegué, el tema Suárez fue una bomba. Me tomaban el pelo, me decían Suárez no se qué… Y me agarraba cada calentura que los tuve que parar porque se estaba poniendo complicado el tema”, comentó. “Hay algunos de Gales, otros de Inglaterra, y me joden con que Uruguay es un país chico y no lo conoce nadie, y les digo que cuando tengan la mitad de la historia de Uruguay me vengan a hablar. Cosas así. Hay buena onda con todos, siempre en tono de broma”, agregó.

José Aja, “un hermano”: Juntos desde jardinera

“Hicimos la escuela y todo el baby juntos en Exploradores y después nos fuimos para las inferiores de Nacional, hasta que me tocó ir a Progreso”


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios