"Más vergüenza para Suárez"

Una pelota que rebotó y pegó en la mano volvió a poner a Luis Suárez en el centro de la polémica de una sociedad que lo considera tramposo

Los puros ingleses volvieron a ser sorprendidos en su inocencia. Parecen no entender que esto es fútbol. Y hasta olvidan cómo ganaron el único Mundial que tienen. Claro, es más sencillo pegarle al uruguayo Luis Suárez.

“¡No otra vez! Más vergüenza para Suárez pero Liverpool respalda su nombre”, fue el escandaloso título de Daily Mail para informar que Liverpool superó una ronda de la FA Cup con un gol de Luis que cometió el pecado de acomodar la pelota con la mano.

¡Cómo si nadie lo hiciera en el fútbol! Y acá no se trata de hacer una apología del bien o del mal. Simplemente se trata de que se entienda que es fútbol.

El nombre de Suárez fue endemoniado en Inglaterra. Estará condenado de por vida. No tendrá perdón. Luis lo sabe. Poco le importa. Pero claro, cualquier acción que ejerza en el campo de juego es sinónimo de trampa.

Para el común denominador de los ingleses, Suárez es tramposo.

Lo invito a leer el comentario de Daily Mail: “Luis Suárez no es el jugador más popular entre los aficionados al fútbol después de algunas de sus hazañas en los últimos años. En el pasado ha sido suspendido por abusar racialmente del defensa del Manchester United Patrice Evra, e incluso recibió una suspensión de siete partidos por morder a un oponente mientras defendía al club holandés Ajax. Luis Suárez agregó otra mancha en su cuaderno como tocar con la mano la pelota de su gol con el que Liverpool venció 2-1 a Mansfield”.

Los medios ingleses hablaron de una nueva polémica y dedicaron páginas y espacios televisivos a reiterar el nuevo “delito” del uruguayo.

“Suárez gana partido de Copa para Liverpool con gol con la mano”, tituló el portal Eurosport. Por su parte, ESPN del Reino Unido habló del “controversial gol” del delantero.

Parece desmedido, ¿verdad? Tamaño escándalo porque la pelota rebotó, y pegó en su mano.

Si se mira atentamente la acción es posible dar paso a muchas interpretaciones. Que el balón rebotó y le pegó, que la acomodó, o hasta que forma parte de ese instinto que tiene el jugador.

Pero al margen de todas las conjeturas, Luis vuelve a formar parte de otra controversia en Inglaterra.

Para colmo de males el salteño deberá visitar el próximo fin de semana la cancha de Manchester United, donde los hinchas de los Diablos Rojos lo odian por su cruce con el francés Evra.

La historia de Luis en el Reino Unido no tiene marcha atrás. Será odiado siempre por los hinchas rivales que no le toleran absolutamente nada.

Por si fuera poco, el rival de Liverpool del domingo es un humilde equipo de Tercera división cuyo capitán, John Dempster, declaró antes del partido que “con lo que gana un jugador de Liverpool podría comprar mi casa dos veces”.

Al margen de la polémica que se generó luego del gol, el defensa Dempster le pidió la camiseta a Luis, que se la regaló sin pedir nada a cambio.

El manager de Mansfield, Paul Cox, reveló: “Si hubiera sido en el otro extremo y uno de nuestros jugadores lo hacía, yo creo que lo habría aceptado. No me sentí engañado”.

La prensa y los hinchas del resto de los equipos no opinaron lo mismo. Lo insultaron en todos los idiomas. Luis vuelve a tener el diablo en el cuerpo.

Suarez gol con la mano

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios