Más rápida que Lochte

Ye Shiwen, quien sorprendió al mundo porque a los 16 años logró el récord mundial de 400m combinados, fue reclutada a los seis años por el tamaño de sus manos y pies

Ye Shiwen, quien sorprendió al mundo porque a los 16 años logró el récord mundial de 400m combinados, nadando incluso más rápido que Ryan Lochte, fue reclutada a los seis años por el tamaño de sus manos y pies

Cuando Ye Shiwen tenía seis años un profesor de gimnasia descubrió el gran tamaño de sus manos y de sus pies (ahora, con 16 años, calza 41 y todavía no pegó el estirón) y la mandó a nadar. En China los entrenadores son funcionarios estatales y recorren las escuelas en busca de chicos con determinadas características físicas para reclutarlos.

Los que son altos o tienen manos y pies grandes, van a la piscina. Ye Shiwen, que apenas sobrepasa el 1,70m, sorprendió al mundo el sábado al batir el récord mundial femenino de los 400m combinados con un tiempo de 4:28.43 minutos que tuvo un remate que dejó aún más atónitos a todos porque puso 28.93 segundos en los últimos 50m, bajando los 29.10s del estadounidense Ryan Lochte en la final de varones de la misma carrera.

Con 15 años ganó el oro para su país en los 200m combinados con 2:8.90 minutos y fue la primera mujer en bajar de 2:9 minutos utilizando bañador textil. Esto sucedió en Shanghai, en julio de 2011, cuando las dos estadounidenses, Caitlin Leverenz y Ariana Kukors, y las australianas Stephanie Rice y Alicia Coutts, todas mayores y más altas que Ye, competían entre ellas para ver quien llegaba primero a la meta. Pero no se percataron de que por el carril tres una adolescente china, que no estaba en los planes, nadaba como si fuera impulsada por un motor en sus brazos y pies. Ye se quedó con el oro y sus rivales boquiabiertas. En aquel Mundial también logró un quinto puesto en los 400m.

Nacida en la ciudad de Hangzhou, uno de los más bellos enclaves urbanos de la China oriental, Ye es producto del esfuerzo que desde los Juegos Olímpicos de Pekín realiza el país de 1.300 millones de habitantes para ubicarse en lo más alto de la natación de elite.

Es que en 2008 el país anfitrión se tuvo que conformar con un único oro en natación. En cambio ahora, al término de la primera jornada de Londres, China ya acumulaba dos, con récord olímpico de Yang Sun en 400 libres masculino y el de la propia Ye incluidos. China envió a la capital británica 49 nadadores, de ellos 27 nacidos después de 1990, ocho mujeres en 1995 o después.

Después de los Juegos de Pekín los chinos acudieron al legendario entrenador australiano Denis Cotterell y en las piscinas climatizadas de Gold Coast desembarcaron los mejores nadadores orientales, desde Wu Peng (el primer hombre en derrotar a Michael Phelps en los 200 mariposa desde 2000) y Sun Yang (actual récordman mundial de los 1.500 metros), hasta Ye Shiwen.

El régimen de entrenamiento es estricto. El Estado chino les prohíbe las entrevistas a técnicos y nadadores, que viven recluidos entre Australia y el centro de alto rendimiento de China, cerca del Himalaya.

"Entrenamos muy bien, con una base científica. Por eso hemos mejorado tanto", fueron las tímidas palabras de Shiwen explicando su éxito en el Centro Acuático de Londres.

"Fue realmente impresionante. Es rápida. Si hubiera nadado conmigo, posiblemente me habría ganado", confesó Lochte, mientras que en China no lo dudaron: "Lochte puede dar las gracias de que Shiwen sea mujer y no pueda competir contra él", escribió la agencia oficial de noticias Xinhua.

El notable desempeño de Ye también despertó suspicacias. Es que una ex compañera de ella, también de 16 años, Li Zhesi, no está en Londres porque hace poco más de un mes las autoridades deportivas chinas anunciaron que había dado "positivo" por EPO (eritropoyetina) en un análisis realizado el 31 de marzo. Muchos recordaron que en la década de 1990 los controles antidopaje dieron casi 50 "positivos" en nadadores chinos.

Pero Ye sigue adelante y hace cuentas, porque según dicen, ahora le esperan en su país patrocinios de más de 10 millones de euros al año. Y recién está dando sus primeras brazadas.


Populares de la sección

Comentarios