Más que un tirón de orejas para el Japo

El consejo directivo aceptó la decisión del Japo de donar un mes de sueldo, firmar nuevo contrato y bajarlo a Tercera, más una multa económica; Alonso y Sánchez no lo dejaron entrenar

El consejo directivo de Peñarol aceptó la propuesta de Jorge “Japo” Rodríguez de donar un mes de su sueldo al club y firmar un nuevo contrato a rendimiento, por lo que a su vez, también decidieron bajarlo por tiempo indefinido a Tercera división y aplicarle una multa económica por haber reincidido con un hecho de indisciplina una vez que se supo que chocó su camioneta el domingo a la hora 7.15 y que la alcoholemia le dio positiva.

“Está el tema deportivo y el tema humano. Nos hemos manejado bajo esos pilares, pero primó la decisión del jugador de quedarse en Peñarol. Él reconoció su error, un error bastante complicado desde el punto de vista personal y deportivo. En primera instancia ha sido separado de los planteles, va a practicar con la Tercera división”, indicó el presidente del club, Juan Pedro Damiani.

El titular mirasol admitió que se le hará “un nuevo contrato del cual se verá la extensión y obviamente, cualquier acto de indisciplina, se caducaría de forma unilateral. Veníamos con la decisión de tomar una determinación trascendente, pero primó más lo humano”.

El presidente mirasol indicó que el futbolista “viene de jugar 111 partidos en México, es jugador de selección. A veces cuesta acomodarse a un club tan grande como Peñarol. Cuando la tabla no marca muchos puntos, hay muchas cosas que pasan desapercibidas; ahora que a Peñarol no le va bien, aparecen estas cosas”.

El tema no llevó a discusión en el consejo, debido a que Damiani ya había hablado con Flavio Perchman y Sebastián Revetria, los representantes del jugador quienes previamente ya le habían elevado la determinación. El vicepresidente Edgar Welker, quien antes de entrar había dicho que iba a pedir la rescisión del contrato, no lo hizo.

El Japo Rodríguez comenzará a entrenar el martes en el CAR con la Tercera y bajo las órdenes de Jorge “Tito” Goncalves.

Una mañana movida
En Los Aromos todo fue muy claro. La determinación del gerente deportivo Carlos Sánchez y del técnico Diego Alonso hizo que el jugador no entrenara. Se fue en un taxi del aeropuerto cuando lo fue a buscar Sebastián Revetria.

Hubo tres reuniones en la intimidad: la primera, de los jugadores con el Japo. La segunda, de Alonso y Sánchez con el grupo, sin el futbolista ya que estaba separado del plantel. La tercera fue la más dura, ya que, según pudo saber El Observador, Sánchez habló a solas con el jugador. Luego de escuchar durante un buen rato al gerente deportivo, el Japo pidió por favor que le dieran una nueva oportunidad, que estaba totalmente arrepentido, que el tema se le escapó de las manos, que no iba a pasar nunca más, que dejaría de tomar alcohol y que quiere ser campeón con Peñarol.

Sánchez le preguntó si estaba pasando un momento difícil, si estaba enfermo y el Japo se lo negó.

Por su parte, Perchman dijo en AM 1410 que el Japo “se está suicidando y no lo voy a matar antes de que se suicide. Voy a tratar de ayudarlo”.

Pensando en Wanderers
Para el partido del sábado a la hora 17, Diego Alonso ya tiene a los 11 titulares quienes serán los mismos que enfrentaron el sábado en el amistoso a Sud América: Lerda; Albín, Bizera, Valdez, Baltasar Silva; Novick, Aguiar; Pacheco; Zalayeta y Jonathan Rodríguez.


Populares de la sección

Comentarios