Más exigencias a los vehículos

Se presentan los resultados del programa Latin NCAP que evalúa las condiciones de los autos nuevos

Se presentan hoy los resultados de la Fase IV del programa latino de evaluación de nuevos vehículos, más conocido como Latin NCAP. Este programa tiene como su principal objetivo brindar a los consumidores de América Latina evaluaciones de seguridad independientes e imparciales sobre los autos 0 km que se venden en la región.

Latin NCAP surgió como una iniciativa conjunta de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación FIA, el programa Global NCAP, la organización de consumidores ICRT y la Fundación Gonzalo Rodríguez. Se enmarca en un programa de acción impulsado por la ONU tendiente a aumentar la seguridad vial en el mundo.

Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, declaró en 2010 “el inicio del Decenio de Acción para la Seguridad Vial (que) puede contribuir a que todos los países tengan más seguridad en el futuro.”

A modo de facilitar la acción de organismos nacionales y regionales se identificaron cinco pilares de la seguridad vial: 1) gestión de la seguridad vial, 2) vías de tránsito y movilidad más seguras, 3) vehículos más seguros, 4) usuarios de vías de tránsito más seguros y 5) respuesta tras los accidentes. El tercer pilar tiene como objetivos “alentar el despliegue universal de mejores tecnologías de seguridad pasiva y activa de los vehículos, combinando la armonización de las normas mundiales pertinentes, los sistemas de información a los consumidores y los incentivos destinados a acelerar la introducción de nuevas tecnologías”. Es sobre este pilar donde trabajan los programas NCAP que existen en el mundo.

Los ensayos de choque se realizan en un laboratorio independiente en Alemania sobre vehículos adquiridos por Latin NCAP en concesionarios de la región. Los vehículos son adquiridos de la misma manera en la que lo haría un consumidor para garantizar que la muestra sea representativa y posteriormente son exportados hacia el centro de pruebas. El ensayo de impacto frontal (a 64 km/h contra una barrera deformable descentrada a un 40% del área frontal del vehículo) se realiza empleando rigurosos protocolos que pueden encontrarse en http://www.latinncap.com junto a los videos de las pruebas realizadas en fases anteriores.

Uno de los cambios principales introducidos para la Fase IV comprende la calificación con cero estrella a los vehículos que registren zonas rojas (heridas consideradas graves) en las áreas críticas de los dummies. Se otorgará un punto extra a los vehículos que cuenten con alerta visual y acústica de cinturones de seguridad desabrochados (SBR). También se evaluará de forma exhaustiva lo que ocurre con las rodillas de los ocupantes de las plazas delanteras. Los requerimientos para obtener las codiciadas –y por ahora vacantes- cinco estrellas ahora son mayores. Se deben obtener al menos 14 puntos, aprobar el test de impacto lateral bajo norma ECE 95, contar con el mencionado SBR y con frenos ABS de 4 canales. Este último requerimiento es imprescindible para la incorporación del control de estabilidad (ESP) que formará parte de un requerimiento futuro de Latin NCAP.


Populares de la sección

Comentarios