Martino se suma al papa Francisco, Messi y Máxima

La llegada del entrenador a Barcelona lo convierte en la nueva atracción argentina

Los argentinos recibimos ayer otra noticia que nos llena de orgullo y sirve para fomentar aún más nuestra tan criticada característica de pueblo engreído.

Primero fue el nombramiento de Jorge Mario Bergoglio como el jefe máximo de la Iglesia Católica; después la coronación de Máxima Zorreguieta como reina de Holanda; y ahora el nombramiento de Gerardo “Tata” Martino como director técnico del mejor equipo del Siglo XXI, del que forma parte el mejor jugador del mundo, Lionel Messi.

Es que según toda la prensa española, el ex-entrenador de Newell’s Old Boys, de fama internacional tras sus trabajos aquí como con la selección paraguaya, dirigirá al Barcelona en remplazo de Francesc “Tito” Vilanova, quien renunció de forma sorpresiva el pasado viernes tras una recaída en su salud debida al cáncer que padece. De esta forma Martino, de total sintonía y agrado de Messi, le estaría ganando la pulseada al histórico Luis Enrique, la otra alternativa que barajaba la dirigencia del conjunto “culé” para suplantar a Vilanova.

“Tata Martino se convierte en nuevo entrenador del Barça y sustituto de Tito Vilanova”, asegura el diario catalán Mundo Deportivo. Por su parte, el madrileño Marca indicó que el “Tata ya es del Barça”, mientras As tituló: “Barça ficha Tata Martino”. Todos los medios coinciden además que el ex DT del último y unánimemente elogiado campeón el fútbol local de Primera División llegará acompañado de su ayudante de campo Jorge Pautasso, el preparador físico Elvio Paolorroso, y un tercer entrenador, Adrián Coria, el cual dirigió a Leo Messi en las inferiores de Newell’s.

Martino tendrá un contrato por tres temporadas, y si el club continúa con su política empresarial, se convertirá en uno de los “mister” mejor pagados del planeta ya que su antecesor en ese banco tenía un contrato de entre seis y siete millones de euros por temporada. Por otra parte, también vale la pena recordar que no sólo dirigirá a Messi, sino también a Neymar, la nueva estrella del fútbol brasileño Barcelona.

El cuarto DT argentino que tiene el Barça, después de Helenio Herrera, Roque Olsen y César Luis Menotti, había dado a entender luego de su salida de Newell’s Old Boys, que no quería seguir trabajando en el país, por lo que recibió ofertas de distintos conjuntos de Latinoamérica y Europa, como Santos, Real Sociedad, Málaga e incluso el mismísimo Real Madrid.

La historia dice que luego de su retiro como futbolista profesional en 1996, debutó como DT en la B Nacional con Brown de Arrecifes. Un año después tomó la dirección técnica de Platense. En 2001 firmó para Instituto de Córdoba. Conoció el éxito en Paraguay, donde entre 2002 y 2003 coronó sus primeros títulos con Libertad. En 2004 fue contratado por Cerro Porteño, y allí también logró otro dos campeonatos. En 2005 dirigió a Colón de Santa Fe, debutando en la primera división argentina. Ese mismo año retornó a Paraguay para conducir nuevamente a Libertad. Allí, ganó otros dos títulos locales, y llegó hasta la semifinal de la Copa Libertadores 2006. Sobre el final del año mundialista recibió la propuesta de tomar las riendas del seleccionado paraguayo, y debutó oficialmente en la Copa América de Venezuela.

Encabezando al combinado guaraní, se ganó finalmente el respeto del mundo futbolístico: luego de una excelente clasificación logró el pase a la Copa del Mundo de 2010 en Sudáfrica, donde llevó a Paraguay a disputar por primera vez los cuartos de final.


Fuente: PABLO HECKER, Cronista.com - Buenos Aires

Populares de la sección

Comentarios