Martin ganó la etapa, Nibali la general

Tony Martin ganó hoy la 20ª etapa del Tour de Francia, una contrarreloj de 54 kilómetros entre Bergerac y Perigueux, en una jornada en la que el italiano Vincenzo Nibali se aseguró el triunfo final

El alemán Tony Martin ganó este sábado la 20ª y penúltima etapa del Tour de Francia, una contrarreloj de 54 kilómetros entre Bergerac y Perigueux, en una jornada en la que el italiano Vincenzo Nibali se aseguró el triunfo final, el domingo en los Campos Elíseos de París.

Los franceses Jean-Christophe Péraud y Thibaut Pinot lograron respectivamente el segundo y el tercer puesto, en detrimento del español Alejandro Valverde, que no pudo recuperar la posición en el podio que perdió el jueves.

Valverde comenzaba la jornada a sólo 15 segundos de la segunda plaza, pero pagó el cansancio acumulado en los últimos días en los Pirineos, hasta el punto de perder dos minutos con respecto a Péraud, que pasó de la tercera a la segunda posición.

Nibali, cuarto de la etapa a 1 minuto y 58 segundos de Martin, selló así su primera victoria en la capital francesa. Se convertirá en el primer ciclista italiano en ganar el Tour desde que lo hiciera el fallecido Marco Pantani en 1998.

Ganará la carrera con un amplio margen, 7 minutos y 52 segundos con respecto a Péraud y 8 minutos y 24 segundos con Pinot.

Péraud, de 37 años y gran sorpresa de este Tour, superó un pinchazo y arrebató la segunda posición a Pinot, al que sacó 45 segundos.

Tras la cuarta posición de Valverde, el estadounidense Tejay Van Garderen se hizo con el quinto puesto, desplazando por sólo dos segundos a la esperanza francesa Romain Bardet, que también tuvo que cambiar de bicicleta debido a un pinchazo.

En la lucha por la victoria parcial este sábado, como era de esperar Martin no encontró rival. Triple campeón mundial de contrarreloj, el alemán 'voló' entre Bergerac y Perigueux a 48,8 kilómetros por hora.

El alemán de 29 años logró así su cuarto triunfo de etapa en el Tour, su segundo en esta edición después de la exhibición que protagonizó con una gran escapada en la novena etapa, con final en Mulhouse. Antes venció en otras dos etapas contrarreloj, en 2011, con final en Grenoble, y en 2013, en Mont-Saint-Michel.

"Me sentí muy bien, pensé que iba a estar más cansado. Mi triunfo en Mulhouse me quitó un poco de presión, me concentré a fondo en esta etapa", dijo el alemán.

La última etapa, un homenaje a los ciclistas que van a culminar la carrera ciclista más prestigiosa del mundo, se disputa el domingo y consiste en un recorrido de 137,5 kilómetros entre Evry y París, con la meta situada en los Campos Elíseos, como ocurre desde 1975.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios