Marrochi, el conquistador

El mejor jugador uruguayo de hándbol se nacionalizó para jugar en Italia y ahora llegó a Francia
En Uruguay trabajaba en una estación de servicio mientras saltaba de deporte en deporte. En Europa, se convirtió en jugador de hándbol profesional. Tan bien juega Pablo Marrochi que la selección de Italia lo terminó nacionalizando.

¿Quién es este uruguayo? Un trotamundos del hándbol que paseó su talento por Brasil, Italia, Luxemburgo y ahora en Francia.

Tiene 29 años y antes de jugar al hándbol se probó como golero en la Sexta y Quinta de Racing y luego militó en las juveniles de Cordón como basquetbolista.

Pero en 2004 lo picó el bichito del hándbol cuando pasó de Unión Shangrilá a Colegio Alemán, el equipo más laureado del balonmano uruguayo.

En 2005 su familia atravesaba una situación económica complicada y tuvo que dejar el liceo para trabajar y colaborar con sus padres. Durante un año y tres meses trabajó en la estación de servicio ubicada en Camino Carrasco y Cooper.

Entonces se convirtió en el mejor jugador del torneo local, en figura de la selección uruguaya y en talento de exportación.

En 2006 se fue a jugar a Maringá de Brasil, en el estado de Paraná. "Fue una de las experiencias más lindas de mi carrera. Jugué la Liga Nacional sub 21 y fuimos campeones por primera vez en la historia del club", contó a Referí desde Vernon, la ciudad francesa donde vive actualmente.

En 2007 fichó por Conversano de Italia, una pequeña ciudad ubicada sobre el Mar Adriático donde disfrutó la nieve de los inviernos y la playa en los veranos.

Ese destino se convirtió en su lugar en el mundo. Ahí conoció a Letizia, su pareja con la que se casará el año que viene. "Es mi casa, seguramente sea el lugar donde viva cuando me retire", contó.

Italia es un mercado menor en Europa para el hándbol. Pero Marrochi comenzó a convertirse en figura de su equipo. Ganó dos Scudettos, tres Coppa Italia y dos Supercopas con Conversano.

Poco después, en 2013, se nacionalizó para defender a la selección azzurra.

En la temporada 2012-2013 pasó a Carpi porque Conversano había caído en serios problemas económicos.

"Carpi está ubicada en el centro de Italia. A medida que subís en el país la gente se vuelve más fría, pero es una ciudad muy linda donde lo pasé muy bien", reveló.

La pasada temporada (la 2014-2015) jugó en Bascharage de Luxemburgo.

"Es una ciudad ubicada a 20 minutos de la capital (Luxemburgo). La primera mañana que salí a la calle hacía 17 grados bajo cero. Es un país muy rico, con infraestructuras espectaculares, gimnasios calefaccionados. Todo de última generación", dijo.

Sin embargo, el llamado desde la principal liga y potencia del mundo lo hizo volver a emigrar. Para esta temporada llegó a Vernon, un equipo de la N1 de Francia, la tercera división de un país cuya actual selección es considerada la mejor de todos los tiempos en este deporte.

"Hasta tercera división acá es profesional. Los presupuestos que manejan los equipos son impresionantes. Y el nivel es el mejor en el que he jugado", comentó.

"Vernon está a 45 minutos de París y es famosa por el pintor Claude Monet, uno de los creadores del impresionismo", expresó.

Un serbio, un ruso, un lituano, un portugués y un argentino conforman el plantel de Vernon. Además de un uruguayo, Pablo Marrochi. El hombre que inscribió el nombre de Uruguay en el mapa mundial del hándbol.

Un hombre, dos selecciones
Uruguay: El sueño pendiente del Mundial
Marrochi desistió algunos años de jugar por Italia porque soñaba con jugar un Mundial por Uruguay. Sin embargo, nunca pudo clasificarse a uno. Mucho menos a un Juego Olímpico donde las tres Américas solo tienen un cupo en disputa. La última vez que jugó por Uruguay fue en el Panamericano de Chile de 2010. En varios torneos internacionales le llamó la atención a los rivales por su calidad. En los Juegos Panamericanos de Río 2007 (Uruguay fue cuarto) la rompió. En los Juegos Odesur de Medellín 2010 fue uno de los dos goleadores del torneo. En 2011 se operó de una rebelde lesión de hombro y estuvo meses parado.

Italia: Goleador destacado
Debutó el 31 de octubre de 2013 enfrentando a Rumania por la clasificación al torneo Europeo donde Italia se midió también en régimen de ida y vuelta con Eslovaquia y Chipre sin poder clasificarse. En los seis partidos, el uruguayo fue de los más destacados en la selección italiana. Para vestir esta camiseta, Marrochi debió esperar dos años desde su última participación con Uruguay. Sus grandes actuaciones con Conversano donde empezó como actor de reparto y terminó como armador central, figura y uno de los principales goleadores propiciaron su nacionalización.


Populares de la sección

Acerca del autor