Maratonistas uruguayos embalados para Río 2016

La IAAF bajó la exigencia en la marca de 2.19 a 2.17 y Rojas, Zamora y Gardiol se tienen fe
La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) bajó el jueves la exigencia de 17 marcas para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Eso le posibilitó a Déborah Rodríguez clasificarse en 800 m. Pero hay otras puertas que se abrieron para los atletas uruguayos a partir del ajuste de marcas y una de ellas es la maratón para los varones.

Uruguay ya tiene a dos atletas con marca para esa prueba. Se trata de los hermanos Nicolás y Martín Cuestas que la alcanzaron en octubre de este año cuando la mínima era de 2.17.00. Nicolás hizo 2.15.31 y Martín 2.16.43. Pero ahora la mínima es 2.19.00. Aguelmis Rojas y Andrés Zamora irán por esa mínima en 2016, para lo cual tienen plazo hasta el 11 de julio.

Rojas, cubano nacionalizado uruguayo de 37 años, lo intentará en abril en Europa, en Italia u Holanda. "En 2015 sufrí muchas lesiones: arranqué con lumbalgia y no pude ir a la maratón de Sevilla en febrero, luego me lastimé el tendón de aquiles y no pude ir a Valencia en noviembre. Ahora me estoy recuperando de una caída donde me golpeé la rodilla", dijo quien fuera olímpico en Atenas 2004 en maratón (2.21.59, 47º puesto).

"La Reebok la corrí lesionado y solo pude correr la maratón de los Juegos Panamericanos donde no me fue bien por el circuito y el calor que hacía", dijo. Fue séptimo con 2.20.10 entre 17 corredores.

Zamora, por su parte, compró el jueves los pasajes para ir en febrero a la maratón de Sevilla junto con su entrenador Gustavo Pintos. En enero entrenará 22 días en la altura de Cachi (Salta) para prepararse: "Tuve un gran 2015 y me siento a gran nivel", dijo a Referí.

Este año ganó la San Fernando y la Doble San Antonio, fue 12º en los 5.000 m de los Juegos Militares de Corea del Sur y tras entrenar en octubre 22 días en Cachi fue segundo en la 10k de Río de Janeiro y tercero (primer uruguayo) en la San Felipe y Santiago.

"Mi padre (Nelson Zamora) se clasificó con 32 años y corrió en Barcelona 1992 con 33. Coinciden con mi edad", dijo.

Zamora solo disputó una maratón en su carrera. Fue en abril de 2012 en Róterdam y registró 2.26 sin lograr clasificarse para Londres 2012.

"Ahora me siento en mucho mejor nivel por la constancia de los entrenamientos y por lo que he mejorado mi físico y mi rendimiento desde que estoy con Gustavo. Además, no puedo dejar el atletismo sin haber ido a un Juego Olímpico", confesó.

Otro que intentará marca es Pablo Gardiol quien se lesionó de cara a los Juegos Panamericanos y ahora está entrenando hace un par de meses apuntando a Río 2016.

"Mi objetivo es buscar el 2.17, nunca se sabe, hay que asegurar y después ver", dijo.

"A fin de año viajo a Colombia para entrenar todo enero para comenzar mi preparación inicial. Después regreso a Uruguay a competir aquí y Argentina vuelvo en marzo para preparar mi maratón que será en Róterdam, el 10 de abril", explicó.

Cabe decir que cada país solo puede ser representado por tres atletas en una misma prueba.

La maratón femenina también redujo la exigencia de las marcas pasando de 2.42 a 2.45. Sin embargo, la única uruguaya que podía aspirar a clasificarse, Laura Bazallo, no podrá intentar la marca ya que sufrió un quebranto de salud hace unos días que la imposibilitará para practicar deporte por seis meses.


Acerca del autor