Maradona: “¿Sabés qué jugador habría sido si no hubiese tomado droga?”

“Yo di ventajas con mi enfermedad”, dijo el astro argentino al programa de TV del exbasquetbolista Fabricio Oberto

"Yo di ventajas con mi enfermedad. ¿Sabés qué jugador habría sido si no hubiese tomado droga? De la puta madre...", le confesó el astro argentino Diego Maradona al exbasquetbolista Fabricio Oberto, en el avance de una entrevista que le concedió al programa del exNBA, que sale por el canal TyC.

El “10” habló de las drogas y de su época como futbolista. “Los europeos iban al piso, eran duros, pero yo sabía que con mi técnica me los iba a comer. Yo tenía claro que la pelota es una sola y no me iban a poder parar. Cuando me la daban, ahí había quilombo. Y hasta mi último suspiro en esta vida voy a seguir pensando igual”, agregó.

Maradona también hizo referencia a su participación en el reciente Partido por la Paz organizado por el Papa Francisco en Roma. “Estoy feliz porque mi nieto me vio jugar. Y mis hijas vieron, más allá de todo lo que se dice, que puedo aguantar 90 minutos a mis 53 años", señaló, según recoge el diario deportivo Olé en su web.

Al comentarle Oberto sobre su edad, el campeón del mundo en México 1986 indicó: "53, pero en realidad voy como para 78, ja... Porque la realidad es que mi vida no fue normal, je... Eso hay que decirlo. Veo que dicen 'uy, che, Diego tiene 53'. Pero yo, con todo lo que me pasó en la vida, siento que viví 80...".

Otro tema de los que habló fue su experiencia como DT de Argentina en el Mundial de Sudáfrica y su salida de ese cargo. “Me fui mal, muy dolido porque yo quería seguir. Creí en un amigo y hoy estúpidamente lo volvería a hacer porque mis amigos son mis amigos. No veía a la selección en las Eliminatorias, pero en el Mundial uno lo siente. Es mentira que tenemos sangre roja, tenemos sangre celeste y blanca".

También analizó la participación de la albiceleste en el reciente Mundial de Brasil. “Yo quería que la selección ganara”, dijo. “En la final no teníamos con qué atacarla a Alemania y ellos tenían 50 variantes más que nosotros en ataque. En cuanto Alemania acelerara, cagábamos. Tuvimos la del Pipa, que era gol. De 10 jugadas así, 9 van adentro. El Pipa se puso los botines al revés ese día. Yo igual te digo que Argentina no tuvo rivales fuertes como para hacerse fuerte. Me pareció que no tuvo esa convicción que te da el ganarle a un grande como para decir 'acá estamos, acá venimos y acá lo ganamos'. Fue una lástima", dijo.


Populares de la sección

Comentarios