Maglione no llegó al izamiento

El chofer que trasladaba al presidente del Comité Olímpico Uruguayo se perdió y arribó dos horas tarde

Estaba todo pronto para el izamiento del Pabellón Nacional en la Villa Olímpica, previsto para la hora 11.30 local (7.30 de Uruguay), pero faltaba el presidente del Comité Olímpico Uruguayo (COI) y de la Federación Internacional de Natación. Una llamada de teléfono adelantó la noticia. El chofer que trasladaba a Julio César Maglione se había perdido.

La ceremonia se desarrolló en la zona internacional de la Villa Olímpica con la presencia de Déborah Rodríguez y Andrés Silva (atletismo), Rudi Lausarot (tiro), Gabriel Melconian e Inés Remersaro (natación) y Juan Romero (judoca). No asistieron los remeros y los de vela, porque están en otra sede, el ciclista porque competía y los futbolistas porque a esa hora entrenaban.

El izamiento de la bandera en la Villa Olímpica es la ceremonia más importante para las delegaciones, por esa razón asistieron la mayoría de los dirigentes que se encuentran en Londres, la ministra de Turismo y Deporte, Liliám Kechichián, y el embajador uruguayo en este país.

Maglione llegó dos horas después de lo previsto, pero no sorprendió a nadie lo sucedido por dos razones: porque el enviado de El Observador llegó al parque olímpico junto a otros periodistas uruguayos y tuvo que caminar una hora dentro de las instalaciones para poder ingresar a la villa olímpica, debido a que las primeras indicaciones de los voluntarios y los funcionarios no fueron correctas; y porque hace dos días Washington Beltrán, el presidente de la Federación de Natación, le indicó al chofer que quería ir a la Villa Olímpica y lo dejaron en el Velódromo.


Fuente: Luis Inzaurralde, enviado a Londres

Populares de la sección

Comentarios