Madrid se unió en grito de protesta

Real y Atlético, los dos equipos más poderosos de la ciudad, fueron suspendidos por FIFA y no podrán fichar jugadores; los dos clubes apelarán
Los dos principales clubes de la capital de España, Real Madrid y Atlético Madrid, no podrán fichar nuevos futbolistas durante un año, en las dos próximos periodos de pases, por haber violado el reglamento sobre el traspaso de menores de 18 años, como le pasó a Barcelona antes que a ellos, informó la FIFA.

Además, por si fuera poco, Atlético fue multado con 900.000 francos suizos (€ 821.000) y Real Madrid con 360.000 francos suizos (€ 328.000).

"Se ha constatado que ambos clubes violaron varias disposiciones relativas a los fichajes y el primer registro de futbolistas menores de edad extranjeros, así como otras concernientes a la inscripción y participación de jugadores en determinadas competiciones", afirma el texto de la FIFA.

"A ambos clubes se les prohibirá fichar y dar de alta a ningún futbolista nacional o extranjero durante los próximos dos períodos de contratación íntegros. Esta prohibición, que no afecta en modo alguno al actual mercado, dado que este se abrió antes de haberse notificado la presente decisión, será de aplicación a ambos clubes en su conjunto —a excepción de las secciones femeninas y los equipos de fútbol sala y fútbol playa—, y no incluye la venta de futbolistas", añade el comunicado.

Según la disposición de la FIFA, a ambos clubes "se les ha concedido un plazo de 90 días para regularizar la situación de todos los menores afectados".

Rumbo a las apelaciones
Real Madrid anunció que apelará la sanción, que considera "absolutamente improcedente". El club presidido por Florentino Pérez señala que la FIFA sancionó al club por utilizar a jugadores menores de edad y extranjeros sin estar debidamente anotados en la Federación Española de Fútbol, por incorporar menores extranjeros sin cumplir los requisitos reglamentarios y no comunicar a la federación los jugadores que juegan en las categorías inferiores por considerar FIFA que estos equipos equivalen a una academia.

El club merengue fue claro en sus argumentos e insistió en que sus extranjeros menores siempre fueron regularizados en la federación antes de jugar, que siempre ha cumplido la normativa FIFA referente a la incorporación de menores extranjeros y que siempre ha notificado a la federación los inscritos en sus equipos inferiores.

Real Madrid dijo entonces que cumplía la legislación y se puso entonces a fichar jugadores de futuro, algo que se podía interpretar como una voluntad de anticiparse a una eventual sanción.

Bajo esa modalidad cerró los acuerdos con algunas joyas para Real Madrid Castilla como Marco Asensio (19 años, cedido al Espanyol), Martin Odegaard (16 años y en la filial blanca) y a los brasileños Lucas Silva (22 años, cedido al Marsella) y Danilo (23 años, el único titular en el equipo blanco).

El equipo colchonero no quiso ser menos y por eso su presidente Enrique Cerezo, anunció que recurrirá la sanción al calificarla de "injusticia".

"Vamos a recurrirlo, creemos que tenemos razón, creo que es una injusticia", dijo Enrique Cerezo, a periodistas madrileños. "El no poder fichar es un problema porque, indiscutiblemente, las temporadas son muy largas, siempre hacen falta jugadores", agregó.

"Afortunadamente, tenemos una plantilla muy amplia, una plantilla buena, con una gente muy joven, que podremos superar estas dos ventajas sin fichajes", dijo el presidente colchonero.

Los clubes madrileños tienen el respaldo de la Liga Española, que consideró desproporcionada la sanción.

El ejemplo de Barcelona
El mismo caso de Atlético y Real Madrid lo padeció Barcelona, que también fue sancionado por las mismas razones y no pudo fichar entre el primero de septiembre de 2014 y el primero de enero de 2016.

Así, el equipo catalán tuvo que esperar hasta este mercado de invierno para poder inscribir a Aleix Vidal y al turco Arda Turan, que fichó tras la temporada 2014/2015 y estuvo varios meses entrenando diferenciado con contrato vigente en el club blaugrana.

En su momento Barcelona también se adelantó a fichar antes de la sanción que le terminó cayendo encima y abrochó, entre otros, al delantero uruguayo Luis Suárez luego del Mundial de Brasil 2014.
Como el salteño llegaron el croata Ivan Rakitic, el alemán Marc André Ter Stegen y el chileno Claudio Bravo, luego del recambio de arqueros tras el alejamiento de José Manuel Pinto y Víctor Valdés.

Fuente: El Observador y Agencias Internacionales

Populares de la sección