Luis Suárez rinde examen

El salteño debuta en la Champions ante Ajax, buscando ayudar a Barcelona salir de la mini crisis causada por tres derrotas consecutivas

De golpe, el panorama de Luis Suárez cambió. La expectativa por su debut y su trío mágico con Messi y Neymar se transformó, en apenas 10 días, en una minicrisis. Son apenas dos partidos, y nadie apuntó directamente al delantero uruguayo, pero seis puntos perdidos en una semana –nueve si se le suma el 2-3 ante PSG por Champions– siempre generan repercusiones en un club como Barcerlona, sobre todo si dos de las derrotas son en el clásico ante Real Madrid y de local ante un equipo débil como Celta. Ante ese panorama se encuentra el club de cara al partido de este miércoles a la hora 17:30 contra Ajax por la Liga de Campeones.

El juego mediático ya está en proceso, como siempre pasa en el fútbol ibérico. Los medios madrileños lanzan toda la artillería al DT Luis Enrique, como un año antes habían hecho con Tata Martino, y hablan de crisis dentro del vestuario blaugurana. As, por ejemplo, hablaba ayer de enojo de los líderes del plantel por el trato distante del DT, mientras Marca hacía referencia al peligroso cambio táctico del nuevo DT, apostando un poco más por el contragolpe rápido que por la posesión asfixiante que caracterizó hasta acá a Barcelona.

Pero aún los medios catalanes, siempre pro Barca, empiezan a alarmarse, hablan de presión y agregan declaraciones de Johan Cruyff, una opinión muy crítica de la actualidad institucional. El club está en campaña, con el presidente Bartomeu enfrentando problemas legales y el ex Laporta presionando a cada paso.

Crisis deportiva

No son aguas de mucha estabilidad políticas, pero tampoco deportivas. Entre lesiones, mal estado de forma y derrotas, Barcelona parece en los últimos tiempos menos soberano en el centro del campo, un sector donde fundó su éxito y dominio futbolistico desde hace seis años gracias a un juego de infinitos pases y cuidado del balón.

Xavi Hernández, Sergio Busquets y Andrés Iniesta marcaban el ritmo en el Barça y la selección española y eran la encarnación del “tiki-taka”. Pero en este arranque de temporada Xavi (34 años) se ha convertido en suplente en el Barcelona, Busquets (26) ha sufrido algunos problemas físicos e Iniesta (30) se ha visto frenado por una lesión en un gemelo, que le impidió viajar a Amsterdam.

En 13 partidos oficiales esta temporada, los tres, otrora inseparables, no han sido titulares juntos más que dos veces. E incluso cuando Xavi e Iniesta parecían recuperar la forma antes del Clásico contra el Real Madrid, no alcanzaron el rendimiento que dieron en otras visitas al Bernabéu. El resultado: derrota por 3-1 y lesión de “Cerebro”. Este año llegaron Ivan Rakitic y Rafinha Alcántara , pero con características más físicas que los otros, aún no han desnivelado.

Pero además arriba las cosas  no cuajan. Es lógico: Suárez recién debutó hace una semana, pero los tiempos de mitad de año no son los mismos que en pretemporada. “La presencia de Suárez presenta problemas al encajar con Neymar y Messi. Lo ha hecho en el contragolpe, pero en juego posicional les falta para acoplarse. En ciertos momentos se produce un atasco en el centro. Dijo Suárez que el primer día faltó comunicación. El sábado menos, pero todavía no acaban de rendir satisfactoriamente”, analizó ayer Marca.

Su ex equipo

El partido de hoy tiene otro componente simbólico: Suárez debuta por Champions –y tiene la chance de su primer gol– contra Ajax, el equipo con el que empezó a hacerse un nombre en Europa. El Pistolero hizo 111 goles en sus tres temporadas y media en el Ajax, y ayer anunció que si anota un gol no lo festejará como señal de respeto.

“Fui capitán con 22 años de un club histórico como Ajax. Le estoy agradecido porque me ayudó a mejorar técnicamente. Llegué con limitaciones técnicas de Uruguay y mejoré mucho. Es una escuela de fútbol”, elogió, antes de tener que salir hoy a dar examen.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios