Luis Suárez: "Me calenté por el codazo en la cara"

Diego Godín, Edinson Cavani y Luis Suárez hablaron de lo que fue la derrota ante Chile y no se escudaron solamente en excusas por el mal desempeño del árbitro paraguayo


La bronca del resultado ya se había digerido. Habían pasado minutos y el plantel uruguayo más allá de apoyarse en excusas por un penal enorme no cobrado cuando se ganaba 1-0 y cómodos porque eran los dueños de la pelota y las acciones, también apeló a la autocrítica.

Tanto el capitán Diego Godín, como Edinson Cavani y Luis Suárez coincidieron en que se jugó un gran primer tiempo y que más allá de ese ya famoso penal, hay cosas para corregir.

"Me voy con sensaciones encontradas", expresó Godín en la zona mixta para los medios uruguayos. "Hicimos una muy buena primera parte, creamos ocasiones, llegamos con mayor peligro, pero nos vamos con la sensación de la derrota. Se perdió y contra eso no se puede hacer nada, pero es verdad que hicimos una gran primera parte en la que jugadas puntuales podrían haber cambiado el partido como también fue el gol de ellos cuando se terminaba", indicó.

"Salimos con la idea de presionar, de juntar mucha gente en la mitad de la cancha, estar juntos. Sabíamos que iban a dejar muchos espacios. Luis (Suárez) y Edi (Cavani) hicieron un trabajo espectacular, aguantando pelotas, corriendo como jugadores de la mitad de la cancha también y esas segundas pelotas que logramos ganar en el medio nos dieron mucho aire para llegar arriba, pero hubo detalles que marcaron el trámite del partido", agregó el zaguero de Atlético de Madrid.

Consultado por Referí acerca de si el penal no cobrado pudo haber desconcentrado al equipo, indicó: "No sé si desconcentrado, pero sí que hubiese cambiado mucho el trámite del partido. Creo que fue un penal bastante claro y perfectamente podría haber sido un 2-0, pero es verdad que tanto esa jugada como la amarilla que recibió Luis (Suárez) que no vi si le pegó al rival o le hizo algo, son cosas que sinceramente te sacan un poco del partido, pero no nos vamos a excusar en eso. Ellos encontraron ese gol del final del primer tiempo que fue un golpe anímico importante".

Por su parte, Edinson Cavani tildó al encuentro como "un clásico" y admitió que se iba con una sensación "muy amarga" porque jugaron "un gran primer tiempo en el que las cosas podían haber sido diferentes, pero no fue así un poco por responsabilidad nuestra. Después el partido cambió y nos vamos con un sabor amargo".

Respecto al desempeño del árbitro paraguayo Enrique Cáceres, agregó que "busca siempre la mejor explicación para él. Fue un penal que se vio de todos lados, pero son cosas del fútbol, todos nos equivocamos, ellos también dentro de la cancha. Pero bueno, parece que siempre nos quejamos, así que hay que mirar para adelante y seguir trabajando".

"No sé si es tan picante jugar contra Chile. Creo que después de ciertos partidos que se han jugado, de cosas que han pasado dentro de la cancha en ocasiones anteriores, han hecho que este encuentro sea muy caliente, sea un partido parecido a un clásico. Dentro de la cancha siempre pasa de todo, en todos los partidos. Se ha creado una rivalidad importante con Chile y por algo será. Nosotros que estamos adentro lo sabemos, ellos también lo saben y esto es fútbol", explicó el hombre de PSG.

Respecto al balance de estas Eliminatorias sostuvo que hasta ahora "es muy bueno" y que" hay que seguir trabajando porque estamos tan cerca, pero estamos tan lejos también del objetivo y es cuestión a veces de bajar la guardia y cuando querés acordar, estás muy atrás. Por eso tenemos que seguir metiéndole duro, concentrados porque todos están muy cerca y esto depende de nosotros".

"Me calenté por el codazo en la cara"

Para Luis Suárez, "el año que se cierra a nivel general es bueno, positivo. Es complicado terminarlo así en las Eliminatorias en un partido en el cual se hizo mucho mérito para por lo menos empatar o hasta llevarnos el triunfo. Tenemos que quedarnos tranquilos porque hicimos un primer tiempo espectacular, que la ventaja podía haber sido mayor y bueno, en el segundo ellos tampoco hicieron mucho más mérito para irse con el resultado de la forma en que se fue porque el 2-1 viene de un lateral que tenemos que tratar de corregir esos mínimos errores y bueno, en el tercero, ya un poco más jugados, lo liquidaron".

Referí lo consultó acerca de si se formó un combo entre el penal no cobrado, la tarjeta amarilla recibida que lo dejaba automáticamente fuera del partido ante Brasil de marzo y la molestia con Jean Beausejour al término del primer tiempo y si eso lo había molestado tanto como para desconcentrarlo.

"No sé si se habrá visto el codo que me metió (Beausejour) cuando el juez ya había pitado, por eso es que me calenté un poco. Después en la amarilla obviamente que te genera un poco de impotencia, porque además no tenía explicación, porque le pregunté al árbitro y no tenía ninguna explicación. Entonces te genera dudas del por qué la amarilla tan fácil cuando a mí hacía dos minutos me habían pegado un codazo en el medio de la cara y no se sacó nada. Te queda la espina. Hay que estar atentos para todo lo que viene porque nosotros hicimos muchísimo esfuerzo y trabajo para llevarnos la victoria y pensando mucho en el próximo partido. Eso me generó un poco de fastidio, pero bueno, son las reglas del fútbol y hay que estar preparados para eso", dijo Suárez.

También consideró que "hay una rivalidad muy grande con Chile. Tienen jugadores que generan todo ese ambiente como si fuera un clásico; nosotros también".

Respecto a perderse el partido ante Brasil admitió que le dolió haber recibido la segunda amarilla "porque yo era consciente que arrastraba una tarjeta, llevo varios partidos pensando en que no me sacaran la segunda. Discuto con el árbitro, discuto con los rivales, pero también soy poco vivo, porque sabía que el partido que viene era ante Brasil, es muy importante para nosotros, por eso la bronca por esa amarilla que recibí en este caso porque como dije, la considero injustificable".


Acerca del autor