Lugano: "No nos podemos comer el cuento"

El capitán de la selección nacional dijo a El Observador que Uruguay tiene que seguir trabajando para mantener el lugar que se ganó; expresó que lo que sucedió en Londres 2012 les sirvió para abrir los ojos y que el partido de hoy tiene un plus

¿Qué implica jugar frente a Francia, el país en el que actualmente compite a nivel de clubes?
Tiene un plus, pero el hecho de jugar con la selección un partido a este nivel no necesita más nada. El encuentro será muy importante para el grupo y para ir sumando más nivel. Además, por ser un partido en agosto, el primero del año, nos viene muy bien para lo que nos preparamos, que es Colombia y Ecuador por Eliminatorias.

¿Considera que puede ser un riesgo que Uruguay juegue con un equipo diezmado?
No sé si es un riesgo, pero no existen dudas acerca de que no llegamos de la mejor manera al partido y ya no solo por los muchachos que faltan, sino porque todos estamos saliendo de la pretemporada: la mayoría tenemos poco fútbol y el equipo no está afinado. Considero que a pesar de las dificultades que puedan existir, este partido llega en un buen momento de cara a lo que viene.

A pocos días del partido con Colombia y ante la falta de ritmo de algunos integrantes de la selección, ¿cuánto puede afectar al equipo?
Con el partido ante Francia y los minutos que sumemos de aquí al partido con Colombia, deberíamos llegar de buena manera. Aún faltan 20 días. Además contra Colombia será por Eliminatorias, es como una final, un partido diferente.

¿Hablaron en el grupo de la selección mayor sobre lo que sucedió en Londres 2012?
El tema lo hablamos apenas quedamos eliminados, porque todos manifestamos el dolor que causó la eliminación.

Ahora, que se encuentran para un partido amistoso, ¿se analiza el tema?
Se toca solo para sacar conclusiones.

¿Para abrir los ojos?
Sin dudas. Para competir a alto nivel nunca lo que se hace alcanza: hay que hacer más. Por el simple hecho de que a Uruguay le haya ido bien en los últimos años no nos podemos comer el cuento de que vamos a seguir ganando. Lo que sucedió en los Juegos no lo podemos cargar como un fantasma, pero sí para sacar buenas conclusiones.

"Cuando perdió la selección olímpica, perdimos todos. Fue un cachetazo para todos. Dentro de todo lo malo que vivimos en Londres 2012, esa frustración nos dejó una lección para volver a la realidad y entender lo difícil que es competir a alto nivel. Cada día hay que dar más y que con lo que se hizo hasta ahora no alcanza”

Quedan 12 puntos por Eliminatorias ¿Cuántos debe ganar Uruguay?
No puedo decir un número, pero sí que jugamos tres partidos afuera y que son los tres más difíciles. El cuarto sería Brasil, que no juega en estas Eliminatorias. Es por esa razón que tenemos claro que estamos en un momento crucial del clasificatorio y sabemos que debemos demostrar y ratificar más que nunca lo que hizo el grupo. Si nos va bien en estos tres partidos definitivamente nos encaminaremos hacia el Mundial, y si no habrá que sufrir como siempre.

¿Ya vivió la experiencia de jugar en Barranquilla?
No, será la primera vez; de todas formas jugué muchas veces en el norte de Brasil, donde el clima es muy parecido y en donde se sufre por la humedad, por el pasto alto, el calor. En el caso de ellos también a van a sufrir porque la mayoría de los jugadores de Colombia juega en el exterior, y Colombia perdió muchos puntos en Barranquilla. Si hay que definir el partido de alguna forma le digo que vamos a jugar contra una buena selección, más que contra un factor climático.

¿Le queda bien a Uruguay el traje de candidato en América?
No sé cómo nos queda, pero intentamos seguir demostrando que podemos. Es importante que te respeten y al grupo lo hace sentirse fuerte, pero hay algo que siempre decimos, que tenemos que tener la mentalidad de que no alcanza y que hay que seguir evolucionando.

¿Cuesta ganarse el lugar en la oncena de PSG?
Mmm… no está fácil…

¿Cómo lo está viviendo?
En estos casos lo único que uno puede hacer es entrenar bien y, cuando le toca, jugar bien. En el contrato que firmé no dice que tienen la obligación de ponerme.

¿Cómo se siente usted?
De verdad que no es fácil, pero al mismo tiempo siento la motivación de estar en el proyecto de un club muy ambicioso, quizás el más ambicioso del mundo, y es lindo sentirse parte de ese barco sabiendo que uno tiene el respeto muy ganado en lo profesional y en lo personal. No es fácil, pero tengo asumido que es una nueva etapa en mi vida en la que tengo que estar pronto para cuando me llamen.

¿Pensó cambiar de club?
Sí, muchas veces, sobre todo en junio y julio, pero no es el momento para cambiarme. Surgieron varias oportunidades, pero hay muchas cosas que jugaron para que me quedara. El desafío deportivo que tiene el club es muy tentador, porque no me olvido que estoy jugando con los mejores del mundo. También hay aspectos familiares, porque hace nueve meses que estoy aquí y la adaptación nunca es fácil. Asumí el riesgo, pero creo que es la mejor decisión que pude tomar. 


Fuente: @luisinza, enviado a Le Havre

Populares de la sección

Comentarios