Los uruguayos con doble nacionalidad

Desde las selecciones de Italia y España con grandes estrellas hasta las recónditas Libia, Qatar o Indonesia, se nutrieron de futbolistas uruguayos para reforzar su potencial

Defender a la celeste. Esa es la premisa de todo futbolista que nació en Uruguay. El deseo está reservado para pocos.

Hay muchos futbolistas que además de defender la camiseta celeste tuvieron el halago y el privilegio de defender a otra selección nacional. Eran tiempos que si se permitía jugar, con selección absoluta, en más de un equipo nacional. Hoy está perimido por la FIFA.

Miguel Andreolo jugó en Nacional y en la mitad de la década de 1930 marchó a Italia, para jugar en Bologna. Alli se radicó y jugó hasta finales de la década de 1940, en Bologna, Lazio, Napoli, Catania y Forli. En 1936, el seleccionador azzurro Vittorio Pozzo lo convocó para la Nazionale en la que jugó hasta 1942. El volante uruguayo fue campeón, con Italia, en la Copa del Mundo de Francia, en 1938, único caso de un jugador uruguayo, campeón del mundo con una selección que no sea la de Uruguay.

Durante el citado período interbélico, varios jugadores uruguayos llegaron a jugar en la selección italiana: el caso de Roberto Porta, Rafael Sansone, Francisco Fedullo, Ernesto Mascheroni, Ricardo Faccio y Héctor Puricelli.

Juan Alberto Schiaffino y Alcídes Edgardo Ghiggia tienen mucho en común. Integraron la célebre máquina de Peñarol de 1949 que ganó el campeonato uruguayo de dicha temporada, al año siguiente fueron campeones del mundo con la selección de Uruguay, en la Copa del Mundo de 1950. Schiaffino debutó con la selección de Uruguay el 9 de enero de 1946, en el Centenario en el empate a un gol ante Brasil, por la Copa Barón de Río Branco, cuando ingresó por Riephoff y jugó en la selección de Uruguay hasta la Copa del Mundo de 1954, en la que Uruguay logró el cuarto puesto, totalizó 21 partidos y nueve goles.

Ghiggia debutó con Uruguay el 6 de mayo de 1950 en el 4-3 ante Brasil en San Pablo, también por la Copa Barón de Río Branco, cuando ingresó por Julio César Britos. Ghiggia jugó en la selección hasta 1952, en la que marcó cuatro goles.

Tanto Pepe Schiaffino como Ghiggia marcharon a Italia y vistieron la elástica azzurra.: Schiaffino jugó 4 partidos con la selección de Italia entre 1954 y 1958, entre ellos dos partidos por la Clasificación a la Copa del Mundo de Suecia 1958, ante Portugal e Irlanda del Norte, en los que también jugó Ghiggia.

Multicampeón con Nacional, José Emilio Santamaría ganó los uruguayos de  1950, 1952 y de 1955 a 1957, y jugó con la selección uruguaya la Copa del Mundo de 1954, en Suiza, cuando los celestes concluyeron en cuarto lugar. Se mantuvo en celeste hasta la Copa América de 1957, en Lima en la que Uruguay concluyó tercero.

Sus buenas actuaciones motivaron la contratación del poderoso Real Madrid, con quien ganó cuatro Copas Europeas de clubes campeones y una Copa Intercontinental. De Real Madrid el salto a la selección española, Santamaría debutó en la selección roja, en 1958 y se mantuvo hasta 1962, año que disputó la Copa del Mundo de Chile. Dos décadas después fue entrenador de España en el mundial que albergó dicha nación.

De grandes goleros

Ever Almeida nació en Salto Uruguay, jugó en Cerro y emigró a Paraguay para jugar en Guaraní, de ahí pasó a Olimpia y con el rey de Copas se transformó en un futbolista histórico: campeón de la Copa Libertadores en las dos ediciones que el elenco paraguayo logró el título en 1979 y 1990, también ganó una Supercopa, una Recopa y una Copa Interamericana. Es el futbolista que más partidos jugó en Copa Libertadores, con la enseña de Olimpia. Naturalizado paraguayo Ever Almeida jugó para la selección de Paraguay entre 1973 y 1985, una lesión le impidió asistir al Mundial de 1986.

Julio Balerio fue otro de los arqueros uruguayos que defendió selecciones extranjeras: la de Perú. Su carrera fue extensa desde sus albores en Rentistas, Bella Vista, el salto al exterior primero a Argentina: Boca Juniors y Racing; de ahí a Blooming de Bolivia y en 1993 a Perú: Ovación Sipesa de Chimbote en Perú, Sporting Cristal con quien logró tres títulos peruanos entre 1994 y 1996 y un subcampeonato de Copa Libertadores en 1997. Balerio fue nacionalizado peruano y defendió el arco de Perú en la Clasificación para el Mundial de Francia 1998.

En El Salvador dos fueron los futbolistas uruguayos que defendieron la selecta, tal como es conocida la selección de dicha nación de América Central. El golero Albert Fay, jugó en Atlético Marte y Platense. Albert Fay jugó con la selecta en el hexagonal final de la Concacaf, disputado en 1977 clasificatorio para la Copa del Mundo de 1978 en Argentina, el que fue ganado por México.

Adrián la Cruz realizó las formativas de Peñarol, aunque su debut en Primera División fue en Sud América. En 1985 La Cruz marchó a Alianza, uno de los grandes del fútbol salvadoreño,  en 1990 obtuvo la nacionalidad salvadoreña, aunque debió esperar hasta 1998 para debutar en la selecta, fue en un amistoso ante Honduras, ese mismo año disputó la Copa de Oro de la Concacaf.


Populares de la sección

Comentarios