Los Teros ya están en España para la última prueba antes del Mundial

El domingo enfrentan a País Vasco; el DT Pablo Lemoine se mostró desconforme con el rendimiento ante Japón
El seleccionado uruguayo de rugby, Los Teros, arribó en la noche del domingo a Bilbao (España), para disputar el último partido de preparación para la Rugby World Cup, el próximo domingo 6 de setiembre ante el combinado de País Vasco en la ciudad de Getxo.
El plantel arribó proveniente de Japón, donde disputó dos test matches ante el seleccionado local. Tras ese partido, el cuerpo técnico anunció la lista de 31 jugadores para la copa del mundo.
Este lunes y el martes el equipo tendrá trabajos livianos de manera de recuperarse del esfuerzo del partido del sábado y del largo viaje desde tierras japonesas. En la mañana de este lunes se realizaron chequeos médicos de rutina, y por la tarde tendrán una sesión de piscina.
El martes se harán trabajos de rugby de media intensidad por la mañana, y por la tarde tendrán la jornada libre, para retomar los entrenamientos exigentes de rugby el miércoles.
Para hoy están previstas las evaluaciones físicas a Leandro Leivas y Juan Gaminara, que terminaron lesionados el sábado. Leivas sufrió una lesión muscular en el cierre del partido, y se le realizará una resonancia magnética para saber el grado de la lesión. Gaminara terminó con una lesión en la mano que le dejó una fuerte hinchazón, y se le harán estudios para descartar lesiones óseas.
El partido ante País Vasco se jugará el domingo a las 18:00 de España (13:00 de Uruguay) en la ciudad de Getxo. Luego de eso, el plantel tendrá una semana más de entrenamientos allí y viajará el domingo 13 rumbo al Reino Unido, para encarar la recta final de trabajos antes del debut del domingo 20 ante Gales.
Declaraciones del Head Coach Pablo Lemoine tras el partido con Japón
"El análisis del partido con Japón es negativo, esperábamos otro rendimiento, pensábamos que la semana de trabajos nos iba a dar otra calidad. Pero ellos ajustaron mucha cosa y nosotros dejamos de hacer lo que veníamos haciendo bien en el primer partido. Esa conjunción llevó a la diferencia y a la poca capacidad de poder jugar el partido. Hay que mejorar ese tema".

"La diferencia entre un partido y otro es porque dejamos de ser protagonistas, dejamos de defender arriba y automáticamente eso se transforma en puntos. A este nivel es muy difícil reaccionar cuando perdés la primera línea defensiva".

"El uno contra uno cuesta cuando no estamos reactivos y no subimos, nos pasó un poco eso. Estábamos expectantes, esperábamos, y cuando esperás a tipos rápidos, veloces y con apoyo le das tiempo para la decisión. Ahí fue donde se nos complicó mucho".

"Hay que trabajar en el sistema defensivo, ser realistas que al nivel que vamos es aún más arriba que el nivel que jugamos. Y sobre todo mejorar la actitud de juego, tenemos que jugar diferente y hacer un cambio grande. Nadie nos garantiza el éxito, pero si ponemos actitud y el equipo defiende como en el primer partido, más algunos ajustes, podemos tener un mejor rendimiento y sentirnos más cómodos".

"Puntos positivos fueron los lines y el scrum que se recuperó y fue sólido. Se cortó la línea de ventaja varias veces, cada vez que hicimos lo planificado nos metimos en la línea de la defensa. A nivel de backs las penetraciones fueron buenas cuando hacíamos dos pases y nos metíamos, cuando recuperábamos la pelota y jugábamos".

"Hay que seguir trabajando, el camino es largo pero creo que vamos a llegar bien".

Acerca del autor