Los Teros sufrieron el ritmo japonés

l capitán Vilaseca reconoció que por momentos no pudieron pensar; el equipo ya encara la revancha del sábado
Los Teros tuvieron ayer su jornada de descanso luego del primer test match ante Japón, que terminó con derrota 30-8. Fue un encuentro durísimo, en el que los celestes fueron sorprendidos por la impresionante dinámica que impusieron los asiáticos.

Fue un combo complicado: un largo viaje hasta Japón, 30 grados de temperatura, alta humedad y varios jugadores que no tenían un partido exigente desde hace dos meses. Eso, y que los japoneses impusieron su ritmo en el arranque del partido, descolocaron al equipo que por momentos pareció perdido y agotado, aún más en el primer tiempo que en el segundo, como reconoció el propio capitán Santiago Vilaseca

"Fue un partido durísimo, desde el primer minuto Japón nos impuso su ritmo y dinámica. No supimos contrarrestarlo, tuvimos muchos errores en primer tiempo que posibilitaron que nos ganaran la primera línea de ventaja cerca de los postes. No estuvimos muy atentos, las coberturas en defensa no fueron acertadas. No se si fue producto del cansancio, del calor, el equipo entero lo sintió. La mente no respondía. Pero para el segundo tiempo lo mejoramos, tuvimos algunos errores similares pero en menor cantidad comparado con el primer tiempo", dijo el segunda línea tras el partido.

Vilaseca también habló de la falta de obtención en el line, que complicó el juego ofensivo. "La obtención fue un punto bastante débil, sinceramente no recuerdo muchas pelotas que hayamos obtenido. Sin dudas que tenemos que seguir mejorando, porque los equipos ante los que juguemos van a ser mucho mejores y si queremos tener plataforma de ataque nos tiene que servir como experiencia".

Lesionados

Ayer, el equipo realizó trabajos regenerativos en piscina por la mañana, mientras que tuvieron libre por la tarde y por la noche cenaron en un restaurant brasileño.

Lo más importante pasó por la evolución de las lesiones, ya que varios jugadores terminaron golpeados ante los japoneses. Lo más negativo es lo del hooker Nicolás Klappenbach, con un aparente desgarro que lo descarta para la revancha del próximo sábado, pero le permitiría llegar en condiciones al Mundial. El miércoles se le realizará una resonancia magnética, que permitirá saber el grado de la lesión.

Por otro lado el pilar Alejo Corral se realizó placas en la mano tras una lesión con la que debió jugar 60 minutos, pero no se registró fractura. Es difícil que llegue para la revancha, pero se esperará su evolución.

Hoy, el plantel entrenará en cancha por la mañana, y hará gimnasio por la tarde. El martes por la noche está previsto el viaje a Tokio para la revancha, que se disputará el sábado, a la hora 6 de la madrugada, con transmisión de ESPN3.

Acerca del autor