Los Teros se vuelven con confianza

Luego de caer 22-21 ante Rusia en Siberia, Uruguay tiene todo para definir de local el 11 de octubre

Los Teros iniciaron ayer el lento retorno a Uruguay, adonde arribarán mañana, luego del 22-21 de Rusia en Siberia.

Y aunque fue derrota en el score, las sensaciones fueron opuestas: mientras los rusos se quedaron con la impresión de que dejaron pasar una gran chance y que la tendrán difícil en la vuelta, el plantel de Los Teros siente que la clasificación está muy cerca. Curiosamente, de todos modos, quedó un leve dejo amargo porque  tuvieron la chance de llevarse el partido, lo que les hubiese dado una ventaja psicológica clave, y también una curiosidad estadística: nunca, en toda la historia de las Eliminatorias, un equipo clasificó luego de perder como local en un playoff.

“Nunca nos gusta perder, pero sabemos que en Uruguay el ambiente no será el mismo. Tendremos 12 mil personas que realmente empujarán  al equipo”, dijo el DT Pablo Lemoine luego del encuentro.

“Si hubiéramos perdido por 12 o 15 puntos, probablemente diría que tendríamos que cambiar muchas cosas, pero estamos muy cerca. Un punto se puede achicar con un penal, y el equipo se mostró cómodo ante el rival. No sé si Rusia podrá cambiar muchas cosas de aquí en las próximas dos semanas”, agregó Lemoine.

“Creo que Rusia puede jugar mucho mejor, pero los pusimos bajo presión. Tienen muy buena línea de backs, pero necesitan buena obtención en los lines y scrums para hacer su juego. Sin ello la calidad de la pelota y el juego no es el mismo, y creo que va a volver a ser clave en la vuelta”, indicó el DT.

Rusia sabía eso y se había preparado. Por un lado, trajo al DT francés Raphael Saint Andre –hermano del DT de Francia–, y trajo a Laurent Seigne, expilar del seleccionado galo y DT de varios clubes de aquel país, para trabajar intensamente en los 10 días anteriores al partido para intentar cortar ese déficit, cosa que no logró.
Pero por otro lado, volvieron a repetir una trampa en el scrum que ya habían utilizado en la Nations Cup para evitar el poderío de Uruguay: simular lesiones de sus pilares para quedar con uno solo en cancha, lo que impidió disputar las formaciones en un período clave del partido, cuando se quedaron con 13 y Uruguay tuvo todo para liquidar el partido y sacar diferencias definitivas.

“El scrum es una de sus principales armas, pero no tenemos miedo”, dijo Saint Andre. Ellos tienen puntos fuertes, nosotros tenemos otros. Espero que podamos mejorar la disciplina y mantener la pelota. Si podemos hacerlo, tal vez los pongamos en problemas, si no, los que vamos a sufrir somos nosotros”, dijo el DT.


Populares de la sección

Comentarios