Los Teros juegan su final del mundo

Mañana desde las 15:15 en el Charrúa Uruguay se enfrenta a Chile, por mantenerse con vida en el camino al Mundial de Inglaterra 2015

Es el partido para el cual Los Teros se han estado preparando desde hace dos años. Uruguay-Chile se enfrentan mañana a las 15:30, con el objetivo de seguir con vida en el largo camino hacia el Mundial de Inglaterra 2015. El que gana sigue en carrera, el que pierde se despide, dos años antes de la gran cita.

El rugby uruguayo está en una etapa de crecimiento exponencial, poniendo las piedras fundamentales que pueden cambiar su historia. La concesión del Charrúa, el plan para desarrollar un Centro Alto Rendimiento, los acuerdos con la Unión Argentina de Rugby para capacitar jugadores y entrenadores, un calendario inédito de competencia internacional, la venida de Inglaterra el 2 de junio: todas señales de un crecimiento evidente, que seguramente no se cortarán si hoy se pierde. Pero que necesitan de la meta del Mundial para que no se queden rengos y sin la máxima motivación para seguir avanzando.

El rival es Chile, el clásico sudamericano. Desde hace 22 años Uruguay tiene una clara superioridad sobre los chilenos, que solo se han impuesto en tres de los últimos 21 encuentros, y ninguno de ellos ha sido de visitante. Además, los últimos dos duelos por Eliminatoria tuvieron diferencias claras para los celestes: 43-15 en las Eliminatorias 2007, 46-9 en las de 2011.

Sin embargo, la brecha parece haberse acortado los últimos dos años. Los trasandinos han sacado buenas camadas de juveniles, que han alternado victorias y derrotas con los juveniles celestes, y sobre todo, parecen haberse sacado de encima aquello del “cuco” celeste. Pero además, eso se ha trasladado a los últimos sudamericanos: en 2011 ganaron Los Cóndores en el Sudamericano de Misiones 21-18, en 2012 Los Teros ganaron en Santiago por un punto, 27-26.

Es cierto que en 2011 Uruguay atravesó la peor parte de su crisis político-deportiva, y llegó al torneo diezmado por renuncias. También que ni en 2010 ni en 2012 Chile le pudo ganar a Uruguay, aún siendo local. Sin embargo, también es indudable la evolución de los chilenos, y que de hecho hoy tienen un par de jugadores en un nivel más alto del profesionalismo europeo, sobre todo después que Rodrigo Capó decidiera no venir a jugar el Sudamericano.
¿Qué tiene pare ofrecer Uruguay? Un proceso compacto en los últimos dos años, con Pablo Lemoine como DT. Que trabajó en crear un plantel amplio, al cual recurrir para suplir al cada vez más amplio calendario internacional, teniendo en cuenta que los jugadores celestes aún zona amateurs y no pueden estar dos meses al año fuera del país, como tuvo que enfrentar el rugby uruguayo el año pasado. Eso se refleja en un plantel que viene trabajando desde enero en un régimen que lo único que no tiene de profesional es la remuneración de los jugadores.

Los celestes llegan sólidos, con una idea de juego clara y con resultados que empiezan a verse, como el muy buen partido que hicieron ante Argentina, donde merecieron la victoria. Tienen los argumentos para imponerse y seguir adelante. Eso sí: es un clásico, uno de esos partidos donde lo previo pesa poco, y donde hay que sacar esas cosas que sólo se ven a la hora señalada. Ante todo, en el plantel uruguayo hay madera para demostrarlo.

Uruguay definió ayer su XV inicial, con algunas novedades, teniendo en cuenta que el pocio tiempo entre partido y partido obliga a mover el banco y a cuidar piernas pensando en los 80 minutos. En ese sentido la mayor novedad es que los pilares Alejo Corral y Mario Sagario no irán desde el vamos, así como el tercera línea Juan Diego Ormaechea y el fullback Jerónimo Etcheverry


Populares de la sección

Comentarios