Los Teros apuntan a la cabeza de Rusia

De cara al repechaje del sábado, Uruguay busca hacer hincapíé en los altibajos mentales que ha mostrado Rusia en varios partidos

A esta altura, los dos se han estudiado lo suficiente. Se están analizando desde agosto, o desde más atrás, si se tiene en cuenta que ambos llegaban como favoritos a los duelos de semifinales en agosto ante Hong Kong y Zimbabwe. De cara al duelo de ida del sábado por el repechaje al Mundial de rugby, Rusia y Uruguay saben que el duelo es completamente parejo y que victoria estará en los detalles. Y sin bien ambos trabajan en sus fuertes y en cortar los del otro, la parte mental pasa a ser un factor fundamental.

Los Teros lo han trabajado en estos meses. El cuerpo técnico acercó coaches especialistas en el tema, y por otro lado, también le apuntan a un equipo ruso que tiene por ese lado uno de sus puntos más flojos. Lo dijo el propio DT Pablo Lemoine, reconoció que fue algo que observaron en esas largas horas de análisis: el rival se cae mentalmente cuando las cosas no le salen.

“Se vio en el partido que tuvimos en junio por la Nations Cup. Son tipos muy grandes, que juegan a un ritmo muy fuerte por el tamaño que tienen, pero cuando no le salen las cosas se les parte el equipo, y empiezan a apelar a las individualidades” comentó a El Observador el capitán Nicolás Klapenbach, que lo comparó con Uruguay: “Es lo que siempre sostengo de este grupo, que lo saca o todo junto o perdemos todos juntos. Es un equipo de rugby que no entran 15 sino que entran 30, 35, que somos los que estamos metiéndole hacia cuatro años tratando de llegar al Mundial”.

El capitán fue parte del equipo que jugó en junio en la Nations Cup, en una victoria 13-6 que le dio la chance a los celestes de ser locales en el partido de vuelta de noviembre, pero que además estableció un terreno macro para imaginarse el partido.

A la hora de manejar los nervios propios, el DT Lemoine apunta al rodaje que tiene el plantel celeste: “Los nervios se van con experiencia. No somos los All Blacks pero si somos un equipo muy experiente, con muchos partidos así. No hay ninguno que tenga menos de 25 test matches. La experiencia va a dejar de lado esos nervios”.

En ese aspecto, el autocontrol es clave por estas horas, cuando el objetivo por el que se está peleando desde hace cuatro años está a la vuelta de la esquina. “Lo veníamos trabajando desde los días antes de viajar, en los grupos de whatsapp: que no te consuman los nervios jugar el partido semanas antes”, indica Klapenbach. “Pensar en el sueño, pero como dice la frase hecha, paso a paso, teniendo en cuenta todos los detalles. Eso te ayuda a no pasarte de rosca. Concentrarte en qué hacen ellos, en que del line van al centro de la cancha y después para afuera. Con eso ahorras pasos y te ayuda a saber que haciendo bien las cosas, para no ponerte tan nervioso. Los estamos analizando, después si salen con cosas que no vimos en 8, 9 partidos, allá ellos. Pero lo bueno de todo el estudio que hemos hecho es la sumatoria de cosas que sabemos, detalles como que si el 9 la levanta en 22 y se le complica con una defensa a presión, se la saca e arriba y la patea afuera. Sabemos cómo van a actuar, salvo que cambien rotundam
ente de juego”, agregó.

“El miedo a lo desconocido”
Siguiendo con ese aspecto mental, Lemoine fue un poco más allá. “Mi visión es que el equipo en un momento logró convencerse de a qué vamos. El miedo a lo desconocido estuvo deambulando un tiempo hasta que lo eliminamos en base a analizarlos y a ver lo que eran”, agregó Lemoine. “El triunfo en la Nations nos dio esa fuerza para entender que si nos metemos en la táctica de lo que debemos hacer podemos ganar sin problemas. Los chicos dieron ese paso, se convencieron”.

“Va un test match. El que logre sacar una ventaja sustancial puede llegar a sacar el partido porque entran los nervios en el otro”, agrega Klapenbach, que cierra: “Lo bueno es que son dos partidos y te da revancha, por suerte definimos en casa. Creemos que ellos se hacen más débiles jugando en el exterior, los equipos europeos son así. Nosotros en el exterior nos hacemos fuertes y en nuestra cancha hemos tenido buenos partidos. Sabemos que jugando con nuestra gente podemos hacer buen partido, entonces hay que empezar a definir la serie de visitante”.


Populares de la sección

Comentarios