“Los siete puntos dan tranquilidad”

El entrenador aurinegro, Jorge Da Silva admitió que la ventaja que le sacó a Nacional es buena, pero también que la derrota en la Copa “golpeó duro”

¿Qué valor le asigna al triunfo alcanzado ante River Plate?
Fue muy importante por la actitud con la que salió a jugar el equipo y más que nada porque se hizo hincapié en lo que pasó contra Fénix, donde regalamos 45 minutos. Hoy (por ayer) hubo otra propuesta, los primeros 45 fueron muy buenos, el equipo hizo dos goles y pudo hacer más.

¿Notó que el equipo bajó las revoluciones en el segundo tiempo?
Venimos de un gran desgaste, además hicimos dos cambios por inconvenientes que tuvieron dos compañeros y eso nos imposibilitó tener el recambio en ofensiva que precisábamos.

¿Se sufrió al final?
No. Más allá de alguna jugada de River, donde Bologna respondió muy bien, no pasamos mayores poblemas. En definitiva, había que recuperarse porque la derrota del otro día en la Copa nos golpeó fuerte, y lo hicimos.

¿Gallegos jugó como quedarse con la titularidad?
Me quedé conforme con su rendimiento. Es un jugador de muy buenas condiciones que nos da manejo de balón, tiene un buen dribbling, es encarador en el uno contra uno. Más allá de Gallegos, me quedé conforme con el rendimiento de todo el equipo. A veces pasa que cuando no liquidás este tipo de partidos te angustian al final y eso no nos pasó.

En el mano a mano de cada campeonato con Nacional, los siete puntos que le sacaron en la Tabla Anual, ¿son determinantes?
No comparto que el torneo sea cosa de dos. Defensor Sporting es un muy buen equipo y está acostumbrado a pelear los campeonatos y lo tenemos a dos puntos, por eso también venía bien ganar.

¿Y la ventaja con Nacional?
Es lógicamente una buena ventaja. El rival de todo torneo siempre es el tradicional rival y los siete puntos dan cierta tranquilidad, pero queremos ganar el Clausura, ir a pelear el torneo y para eso había que ganar, seguir de cerca a los que van arriba.

Ante Bella Vista, ¿jugará con una mezcla de titulares y suplentes pensando en la revancha ante Vélez?
Lo vamos a analizar. Estos dos partidos no los tenemos que pensar como uno solo, hay que pensar en los dos. Contra Bella Vista no tendremos a Alejandro González (quinta amarilla), ya es un cambio obligado, pero recuperamos al Vasco (Matías Aguirregaray). Tenemos que ver cómo vamos a ir a jugar a Vélez para definir cómo se plantea el partido ante Bella Vista. También debemos tener en cuenta que hay jugadores en el banco esperando su oportunidad para mostrarse. Pero no vamos a andar haciendo locuras.

El torneo recién arranca y ya dos entrenadores perdieron su trabajo mientras se habla que pueden cesar a otros. ¿Qué sensación le genera?
Me duele esa situación porque son colegas que están trabajando y es muy difícil evaluar el trabajo solo en dos partidos. No hablo de nadie en especial sino que lo hago en general.

El entrenador siempre es el fusible que salta.
Los técnicos siempre estamos en la cuerda floja, no hay tiempo de espera. Cada vez las decisiones se toman más en caliente y sé que en cualquier momento me puede tocar a mí. Por eso no soy muy eufórico en las victorias ni muy  dramático en las derrotas.

A usted le tocó vivir momentos complicados en Peñarol.
En el campeonato anterior, a esta misma altura, teníamos un punto y me quedé muy feliz del respaldo que tuve siempre de los dirigentes, porque en ningún momento se pensó en mi continuidad y se pudo revertir ese mal momento. Pero los entrenadores tenemos claro que hoy el cargo lo tenés y mañana no.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios