Los rivales de Uruguay llegan con paridad total

Australia, Inglaterra, Gales y Fiyi dejaron mucha tela para analizar pensando en 2015


A diferencia de las instancias internacionales de primer nivel de 2003 hasta ahora, la ventana de noviembre que se cerró ayer tuvo un gusto especial para Uruguay. Y es que, tras un largo período como espectador, el rugby celeste volvió a tener un objetivo en la serie de encuentros entre las potencias: en este caso, tomar nota de los futuros rivales en el Mundial de Inglaterra 2015, donde integrará el “grupo de la muerte”.

En este noviembre, Uruguay fue el único de los 20 países participantes del Mundial que no tuvo encuentros internacionales. La clasificación al Mundial, el 11 de octubre, encontró a Los Teros en pleno trabajo de armar la planificación al torneo cuando llegó la ventana de noviembre. De esa manera, ya no quedaban rivales de fuste para coordinar partidos, y al quedar solo rivales de segundo orden, la URU decidió cuidar los recursos con que se contará para hacer una preparación sin precedentes en 2015, que incluye tests ante Fiyi, Los Pumas, EEUU y Rumania, entre otros.

Así, a Los Teros les tocó ser observadores en primera fila. Y el primer balance de esta ventana de noviembre es la enorme paridad  en los partidos de los rivales celestes. Salvo el 40-15 de Francia a Fiyi en Marsella, el resto fueron partidos cabeza a cabeza, inclusive a los que le tocó jugar contra los supersónicos All Blacks.

Inglaterra es el que tiene la mayor presión. Es el local y tiene el objetivo de llevarse la copa, pero el DT Stuart Lancaster ha usado la ventana para seguir probando nombres.

Hasta el sábado, la ventana le había dejado un amargo sabor de boca, ya que hizo partidos de igual a igual ante Nueva Zelanda y Sudáfrica pero terminó cayendo en ambos. Luego le ganó a Samoa en un partido que era favorito, pero tenía una última gran prueba: Australia el sábado. La pasó con una convincente victoria 26-17, para tener un envión anímico pensando en el Seis Naciones.

Australia, por el contrario, cerró una ventana muy mala: tres derrotas en cuatro presentaciones (le ganó a Gales  y perdió con Francia, Irlanda e Inglaterra), la peor en casi 20 años, aunque con la salvedad de que su DT Michael Cheika se hizo cargo del equipo casi con un pie en el avión.

Gales fue el quiero pero no puedo: cayó con lo justo ante Australia e hizo un partidazo con Nueva Zelanda -le ganaba a falta de 10’ pero los All Blacks arrasaron en el cierre-, cumplieron con la lógica ante Fiyi y cerraron con una gran victoria ante Sudáfrica, que les devolvió la confianza. Finalmente, Fiyi mostró la inestabilidad propia de las islas oceánicas: fue superado claramente por Francia, luego casi da la sorpresa ante Gales y finalmente, cuando debía mostrar superioridad, casi pierde con Estados Unidos.

En definitiva, la lógica de los fuertes marca mucha paridad. Ahora será el momento para que, en 2015, Los Teros se zambullan en ese mundo y empiecen a experimentar dónde están parados.


Populares de la sección

Comentarios