Los reyes del metal

Uruguay ganó 57 medallas en el Sudamericano de Ecuador, mejoró en la cantidad de oros y dejó con la boca abierta a sus rivales por su progreso

Una delegación de 24 deportistas hizo historia en el canotaje uruguayo al cosechar 57 medallas en el Sudamericano disputado en San Miguel de Ibarra, Ecuador.

“Fue la mejor actuación de la historia en el extranjero”, contó a El Observador el presidente de la Federación Uruguaya de Canotaje, Sebastián Gómez.

El año pasado, Uruguay fue el organizador del torneo en el lago Calcagno y conquistó 74 medallas.

“Pero en el extranjero siempre es más difícil”, explicó Sebastián Romero, de 22 años, defensor del club Acal y el gran referente actual de este deporte.

Romero, quien estudia y trabaja en su club, fue oro en las tres distancias de K1 (200, 500 y 1.000 m) en categoría sub 23 y bronce en las tres de K2 en senior, junto a Sebastián Delgado.

Mauro De Sosa, acotó: “En el Sudamericano de Chile 2013 ganamos 44 medallas con 38 deportistas y solo siete fueron de oro. El resultado de Ecuador fue mucho mejor: ganamos más medallas con menos deportistas”.

Gómez enfatizó este aspecto: “Antes ganábamos muchos bronces y pocos oros. Esta actuación superó nuestras expectativas”.

Uruguay conquistó 20 medallas de oro, 22 de plata y 15 de bronce terminando tercero en el medallero general de la modalidad velocidad por detrás de Brasil y Argentina.

“Recibimos la felicitación de las demás federaciones y de la Confederación Sudamericana porque fuimos la revelación del torneo”, reveló Sebastián Delgado, ganador de seis medallas.

El torneo se disputó a 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar ya que San Miguel de Ibarra está a escasos kilómetros de Quito.

“La altura se sintió porque en los tiempos se notaba que llegábamos con unos segundos de retraso”, contó Romero.

De Sosa, por su parte, dijo que la sintió más en las pruebas de velocidad que en las de maratón.

Apoyo prometido
El costo del viaje demandó unos US$ 60 mil y se financió con aportes personales de dirigentes de la Federación, “gente del canotaje y los clubes”, según Gómez.

“Del estado nos habían prometido un apoyo para después del torneo, que no sabemos si será total o no, pero nos va a ayudar”, explicó el presidente quien fuera competidor entre 1996 y 2001.

Proyección panamericana
El año pasado, Uruguay logró seis plazas en kayak para los Juegos Panamericanos de Toronto que se celebrarán en julio de este año.

Tras un exhaustivo seguimiento de rendimientos, la Federación eligió como los seis representantes a Sebastián Romero, Sebastián Delgado, Mauro De Sosa, Julián Cabrera, Eduardo Brum y Matías Otero, todos de destacada actuación en este Sudamericano.

“Ahí se compite en categoría senior y el nivel va a ser elevadísimo. Canadá, Estados Unidos, Cuba, Brasil y Argentina son muy fuertes en kayak, pero vamos a ir a competirles”, anunció Delgado.

El promedio de edad de estos deportistas es de apenas 20 años.

“El gran problema de nuestro deporte, y creo que también de todo el deporte uruguayo, es la deserción a temprana edad”, dijo Gómez.

“Nosotros no podemos aprovechar a los deportistas a la edad de 27 años que es donde se logra el mejor rendimiento deportivo producto de la experiencia acumulada”, agregó.

Los deportistas tienen respuestas muy sencillas a esa situación. Matías Otero, de 17 años, explicó: “A mí se me van $ 100 al día para ir a entrenar. Perdemos plata por competir, no ganamos nada”.

Sebastián Romero, de 17 años, se tuvo que mudar de Aguas Corrientes a la capital para abaratar costos de entrenamiento.

El año pasado fue noveno en el Mundial junior de Hungría con Sebastián Delgado, otro logro histórico para el canotaje nacional.

Las 57 medallas sudamericanas marcan otro escalón subido en la escalera del crecimiento. Las canoas (y sobre todo los kayaks), van por muy buen cauce.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios