Los regalos de LeBron a sus compañeros

Ropa, tecnología y hasta cenas con música y peluquero a disposición. Una estrella generosa.
Es el momento de LeBron James en las finales y, por ende, de sus Cleveland Cavaliers, el equipo al que regresó esta temporada en una suerte de retorno hollywoodense al equipo de la ciudad que lo vio nacer como profesional, y cerca de la cual en la que nació. Y por eso es más fácil acceder a la intimidad de un equipo como los Cleveland Cavaliers, un plantel que esta semana recibió un regalo especial de parte de su principal figura: celulares Samsung Galaxy Edge para todos. Además, Apple le entregó a cada jugador un Apple Watch, también como consecuencia de un acuerdo con el basquetbolista.

A pesar de que a lo largo de su carrera James se ha ganado el odio de buena parte de los fans y seguidores de la NBA -odio basado muchas veces en decisiones como irse a jugar a Miami y anunciarlo en un programa de TV en vivo- hay pocos jugadores que hablen mal de la estrella global contemporánea más importante de la liga desde Michael Jordan y Kobe Bryant. De hecho, casi todos sus compañeros actuales o quienes compartieron equipo con él hacen énfasis en que el número 23 es "el compañero de equipo perfecto", por su forma de hacer grupo, de motivar y de liderar.

Sobre esta faceta de líder positivo se supieron más cosas esta semana, donde trascendió la cantidad de regalos y sorpresas que James suele hacer a sus compañeros. "Tengo un año más de contrato y espero quedarme para ver qué recibimos el año que viene", declaró hace unos días y entre risas el ex New York Knicks JR Smith, con el equipo desde hace unos meses.

Hace unos días, antes del primer partido por las finales, LeBron juntó a sus compañeros en un hotel de la ciudad de San Francisco -donde comenzaron las finales de la NBA ante los Golden State Warriors- para hablarles de lo que tendrían que esperar de esta serie. "Nos dijo que íbamos a tener que estar preparados", dijo al sitio Cleveland.com el jugador Tristan Thompson. "Que íbamos a tener muchos reveses y cosas inesperadas". James, que va por su quinta serie final consecutiva de NBA, estaba en lo cierto: en el primer partido los Cavaliers perdieron a su base estrella, Kyrie Irving, que estará ausente durante toda la serie.

Sin embargo, después de esa charla James ofreció para sus compañeros una cena con música en vivo, distintos chefs e incluso peluqueros para que sus compañeros de equipo se prepararan relajados para jugar las finales.

"Todos los días viene con algo nuevo: zapatillas, relojes, ropa deportiva, auriculares Beats", añadió JR Smith.

Esa preocupación por el equipo se traslada a la cancha, donde James lleva jugando casi 50 minutos por partido. "No solo se mata por vos en los partidos sino que también se desvive por demostrarte afuera de la cancha lo agradecido que está contigo por estar en su equipo" dice James Jones, quien está con James desde los años de campeonatos en Miami Heat.

"Es la estrella más grande de este deporte y está regalando cosas todo el tiempo", comentó Brendan Haywood.

"Tengo la suerte de trabajar con socios muy generosos que me regalan muchas cosas y por eso me gusta regalar cosas", explicó James.

"Todos los días viene con algo nuevo: zapatillas, relojes, ropa deportiva, auriculares Beats", añadió JR Smith.

Aunque sea muy básico pensar en que solo los regalos hacen la magia, lo cierto es que James ha conseguido que su equipo, cada vez con más bajas (perdieron a la tercera estrella Kevin Love al principio de los playoffs) sea el improbable líder de esta serie de finales de la NBA. Después de todo, el básquetbol no deja de ser un juego de equipo.

Populares de la sección