Los Pumas van en busca de respuestas

Los argentinos, diezmados por lesiones y con el peso del 13-73 ante Sudáfrica, juegan la revancha del Rugby Championship con un objetivo bien discreto: poder hacer un partido parejo

Quizás como nunca, el rugby argentino está cauto. No es para menos: la goleada 73-13 sufrida por Los Pumas hace una semana en el arranque del Rugby Championship caló hondo. Por eso en Mendoza no se ve esa confianza que los argentinos derrochan en el rugby como en la vida así jueguen contra el rival más accesible o contra el más fuerte del planeta.

Hace un año la confianza brotaba por los poros en la previa a enfrentar a Sudáfrica (al final fue empate 16-16). Ocurría lo mismo en La Plata dos meses después, porque, a pesar de jugar contra los All Blacks, en el aire había una sensación de que la primera victoria de la historia ante Nueva Zelanda estaba al alcance. Luego cayeron.

Ahora no. En aeropuerto, gente con perfil inconfundible de rugby, esos que llevan la campera o el bolso de su club adonde vayan, hablan. Hacen rondas. Se preguntan. Encuentran a Manuel Contepomi, exPuma y actual comentarista de ESPN y le preguntan. Buscan respuestas casi desesperadamente. “¿Dónde estamos?”, “¿Qué se puede esperar mañana?”,  “Volverán Los Pumas de la entrega y la demencia por el tackle”. Y Contepomi, igual que cualquier otro, está lejos de poder ofrecerles respuestas definitivas.

Es indudable. La goleada en Soweto dejó huellas. El equipo argentino se quedó sin sus dos máximos líderes, Patricio Albacete y Juan Fernández Dobbe por lesiones. En la semana se sumó el segunda línea Manuel Carizza y el jueves el fullback Juan Martín Hernández. Casi como una maldición ayer se agregó Juan Imhoff, quien iba a ir al banco pero era una de las grandes armas ofensivas del equipo. A todos los lastres que trae en el juego, el equipo argentino le suma un plantel completamente diezmado y que de sus carencias deberá encontrar las respuestas para dar vuelta la página respecto al desastre que fue la semana anterior.

Es que el rugby es un deporte esencialmente mental y ahí, en la falta de confianza es donde el equipo de Santiago Phelan ha demostrado su mayor falencia en este arranque del Rugby Championship.

Por si fuera poco, los medios hablan de división en el plantel y muchos referentes no lo niegan. El combo es completo.
Por eso, la de hoy es una tarde de interrogantes para Los Pumas. Quizás como pocas veces antes. Y quizás tampoco haya muchos antecedentes de expectativas tan limitadas en la previa. Muy pocos piensan en una victoria y muchos se considerarán satisfechos si vuelve la entrega que ha hecho famosos a Los Pumas y que los hizo acortar diferencias contra rivales muy superiores en el juego.

Para peor, enfrente tendrán a un rival que está relamiéndose. Sudáfrica es un equipo que puede ser vulnerable siempre que no agarre confianza y se enganche en el juego físico que los tiene como ejemplos mundiales. Pero si se enganchan, agarrate fuerte. Hoy tienen todo para seguir demostrando el mismo juego arrollador que los llevó a aplastar a Los Pumas.
El DT Heineke Meyer apuesta a los mismos 15 convencido de que tiene las respuestas para volver a obtener un triunfo que los ponga como candidatos al triunfo en la misma línea que los All Blacks.


Fuente: Ignacio Chans, desde Mendoza (Argentina)

Populares de la sección

Comentarios