¿Los peores de la historia?

Filadelfia Sixers lleva un récord de 2-30 y la liga intervino el equipo
Una liga como la NBA se construye en base al éxito. El triunfo es la mejor herramienta de marketing que puede tener un producto de escala planetaria, y por eso el negocio está pensado para que todos tengan su oportunidad, al menos al cabo de cuatro, cinco temporadas.

Para eso se han impuesto medidas como topes de presupuesto –que igualan a todos los equipos- o la forma de elección de jugadores en el draft, en el que el peor equipo de una temporada elige primero en la siguiente. Con paciencia, y un buen equipo de management, un equipo puede saltar del fondo de la tabla a lo profundo de los playoffs en un par de temporadas.

Nada de eso ha ocurrido con los Filedelfia Sixers, que a esta altura compiten por ser el peor equipo de la historia de la NBA, y del deporte estadounidense . El equipo que alguna vez lideró Allen Iverson hoy arrastra un putrefacto récord de dos partidos ganados en toda la temporada y 30 perdidos.

Filadelfia perdió los primeros 18 partidos del presente campeonato, igualando la peor marca en la historia de la NBA, y sumó 28 derrotas seguidas desde la temporada pasada, con lo que impuso nueva marca en ese apartado en los deportes profesionales de Estados Unidos.

El sábado el equipo tuvo una pequeña alegría, al vencer como visitantes 111-104 a Phoenix Suns como visitantes, el segundo triunfo de la temporada, luego de derrotar a Los Angeles Lakers, el segundo peor equipo del año.

El triunfo ante los Lakers fue el primero que consiguieron los Sixers desde el 25 de marzo de este año, pero después de la victoria volvieron a perder y ya sumaban 12 derrotas seguidas. Con su triunfo de esta noche los Sixers también detuvieron racha de 23 derrotas seguidas como equipo visitante, sumando derrotas de la temporada pasada.

Intervención

La última novedad es que la NBA "intervino" la franquicia. Los dueños de los equipos y el comisionado decidieron introducir cambios en el equipo, como la contratación como presidente de Jerry Colángelo, una figura histórica del básquetbol de EEUU. Además, también se forzó la entrada de Mike D'Antoni como head coach para compartir trabajo con Brett Brown.

Muchos acusan a Filadelfia de hacer "tanking", una maniobra que es efecto secundario del sistema de drafting inverso, y que implica perder la mayor cantidad de partidos posibles para asegurarse ser el último del año y con ello elegir primero.

Esa estrategia se suele hacer en los deportes de EEUU en las últimas fechas, cuando un equipo ya quedó fuera de los playoffs y no tiene objetivos por los cuales pelear. Pero lo que es inédito es que alguien lo ponga en práctica cuando ni siquiera va un tercio de la Liga. Además, muchos de quienes siguen la campaña aseguran que no hay nada ex profeso en la forma que pierden: directamente, son muy malos.

De hecho, Filadelfia ha tenido varias opciones que se le suelen ofrecer a los equipos del fondo para recuperarse rápidamente: canjear sus primeros "picks" del draft por jugadores veteranos de buen nivel.

Sin embargo, Filadelfia se ha empecinado por mantener uno de los planteles más jóvenes de la NBA, con apenas dos jugadores por encima de los 24 años, lo que ha dejado sin referentes a los buenos jugadores que ha conseguido en el draft, como Jahlil Okafor, que se ha visto involucrado en varios incidentes en lo que da de la temporada. Los 76ers han tenido, encima, mala suerte: sus primeras selecciones de draft de 2013 y 2014 (Nerlens Noel y Joel Embiid) se han lesionado esta temporada, enflaqueciendo aún más a un plantel sin talento.

Los cambios forzados por la NBA apuntan a forzar, al menos una mínima mejora. Pero por ahora, Filadelfia pavimenta su camino en la peor historia del deporte.

12-30 El récord de 2015. Filadelfia es hoy, por lejos, el peor equipo de la NBA. El que lo sigue es Los Angeles Lakers, con 5-24. Nunca un equipo perdió 29 de sus primeros 30 partidos.

7-59 El peor de la historia. Charlotte Bobcats tuvo el récord en 2012. Los 76ers van en camino de superarlos.

Populares de la sección