Los penales dejaron marcas en Nacional

En 2002 el tricolor cayó en semifinales contra Atlético Nacional desde los 11 metros y en 2006 dejó afuera a Boca Juniors por la misma vía

Para bien y para mal, los penales dejaron marcas en Nacional durante su camino en la Copa Sudamericana. El martes comienza el recorrido en su sexta participación y es un buen momento para repasar la historia tricolor en el torneo que comenzó a disputarse en 2002 en lugar de sus antecesores: Supercopa, Conmebol, Mercosur y Merconorte.

Las mejores campañas de Nacional ocurrieron en 2002 cuando llegó a semifinales y perdió por penales contra Atlético Nacional de Colombia y en 2006 cuando eliminó desde los 11 metros a Boca Juniors, aunque luego cayó en cuartos de final frente a Atlético Paranaense de Brasil.

En 2002 Nacional tenía a dos delanteros a punto de caramelo. El camerunés Pierre Achille Webo y Richard Morales. Durante esa temporada marcaron 49 goles entre ambos. Webo es aún hoy el goleador tricolor en la Sudamericana y Morales se encuentra en segundo lugar.

En aquellas primeras versiones los equipos uruguayos jugaban entre sí para ahorrar costos. Ese año Nacional eliminó ajustadamente a Danubio, al que también había vencido unos meses atrás en la final del Campeonato Uruguayo.

Después dejó por el camino a Alianza Lima y en semifinales se encontró con Atlético Nacional. En Medellín perdió 2-1, pero el gol del Chengue Morales avivó la esperanza para la revancha en el Centenario.

El 12 de noviembre había 50 mil personas en el estadio. El tricolor, dirigido por Daniel Carreño, tenía la posibilidad de llegar a una final continental después de 12 años. Empezó ganando, pero le empataron de penal y recién pudo desnivelar faltando dos minutos. El 2-1 llevó a los penales. Increíblemente, el Chengue Morales, que tanto había hecho para que Nacional llegara hasta ahí, marró su remate y el Nacional colombiano ganó 5-3. La desilusión tricolor fue grande.

En 2003 le tocó nuevamente enfrentarse a Danubio, al que otra vez le había ganado la final del Uruguayo. Y también lo dejó afuera de la Copa. El siguiente rival fue Libertad de Paraguay y los malditos penales. Ganó 3-0 en Montevideo, perdió 3-0 en Asunción y falló desde el punto blanco. Erraron Machado, Camejo y Julio Dely, y Nacional perdió 3-2.

En 2006, dirigido por Martín Lasarte, avanzó hasta cuartos, pero lo mejor lo consiguió en octavos de final eliminando a Boca Juniors. Esta vez los penales le permitieron seguir y aquella noche del 12 de octubre en Salta, el héroe fue el golero Alexis Viera, quien le atajó los tiros a Krupoviesa y a Gago.

Lo que hizo más formidable aquel triunfo fue que a Nacional le faltaron cuatro jugadores por una epidemia de paperas: no estuvieron Jorge Bava, Ignacio Pallas, Gonzalo Castro y Daniel Leites.

Después fue superado abiertamente por Atlético Paranaense.

En 2011 tuvo una intervención accidentada. Después de perder 1-0 contra Universidad de Chile en Santiago, la revancha en el Parque Central se suspendió a los 47 minutos porque un hincha arrojó un rollo de papel que impactó en el línea. Los albos, dirigidos por Marcelo Gallardo, estaba perdiendo 2-0.

Por último, Nacional jugó la Sudamericana de 2012, con la conducción de Gustavo Díaz. Eliminó a Deportes Iquique, pero no pudo con el modesto Liga de Loja ecuatoriano. A pesar de que ganó de visitante, cayó increíblemente en el Centenario. Fue la última vez que jugó.

Embed



Populares de la sección

Acerca del autor