Los otros hinchas

Dos niños chilenos consolaron a Messi en plena celebración tras la final de la Copa América
Se habló mucho y se generalizó otro tanto sobre la actitud de los hinchas chilenos en la Copa América. Que iban sobrados, que festejaron imitando los dedos de Jara, que se sentían campeones antes de tiempo. Que insultaron a los jugadores argentinos derrotados mientras estos salían del Estadio Nacional el pasado domingo. Que dedicaron su festejo a Uruguay.

Pero los niños, se sabe, son otra cosa. Y esta copa lo dejó en claro. Si al principio del torneo uno de ellos saltó al césped del estadio de Antofagasta para pedir a Godín que le firmara una camiseta de la selección chilena, ahora en el final otros dos niños vuelven a llevarse el protagonismo. En pleno festejo, ellos fueron quienes se acercaron a un Messi que miraba hacia la nada tras la derrota. Él permaneció impávido, pero uno de ellos lo abrazó, se tomó una foto con él y otro incluso lo acarició mientras estaba sentado en el suelo. Las imágenes se multiplicaron en las redes sociales.

Algo hay en la personalidad de Messi -será su forma de jugar, la juventud con la que el mundo lo conoció o ese espíritu de niño que parece mantener incluso ahora que es padre y tiene 28 años- que conecta como pocas cosas con los niños. Por eso, no llama la atención que anoche, ellos hayan sido quienes consolaron al mejor del mundo. Bien por ellos entonces; también son parte de esa hinchada chilena de la que tanto se suele hablar.

Populares de la sección