Los nuevos referentes

La renovación celeste trae también la necesidad de definir nuevos referentes en el grupo seleccionado; Godín destaca sobre el resto

Tabárez no es un “predicador” del fútbol. Tampoco es adepto a las grandes arengas. No motiva con grandes charlas. Su forma de conducir va por otro lado: apuesta por recostarse en los referentes del equipo.

Para eso, en estos años ha elegido líderes con determinado carisma.“Mi ayuda memoria para cada partido dice juego, resultado y comportamiento”, reveló el entrenador hace poco. Y explicó: “Comportamiento tiene que ver con el respeto a las reglas, situación que no siempre es fácil cuando, por ejemplo, vas a jugar de visitante y encontrás un árbitro localista”.

Después de un análisis de las características de sus dirigidos, el DT eligió sus capitanes. Diego Lugano primero, Diego Forlán después, el Diego Pérez como una tercera opción. Y por detrás una columna de gente grande respaldando. En la tarea fueron importantes Andrés Scotti, Sebastián Abreu, entre otros.

Pero de golpe y porrazo, por cuestiones del paso del tiempo, se fue dando a las nuevas generaciones. Y aquellos que ayer fueron los botijas que escucharon con los ojos grandes, hoy son los que deben asumir el rol de referentes en el grupo. Por citar algunos ejemplos: Diego Godín, Maximiliano Pereira, el Cristian “Cebolla” Rodríguez, Álvaro “Palito” Pereira y Egidio Árevalo Ríos. Todos callados, con bajo perfil, pero que tendrán que hacer la tarea que hicieron sus antecesores con ellos.

¿Qué busca en un líder?

Bajo estas perspectivas bien vale preguntarse ¿Qué características debe tener un capitán y los jugadores que lo rodean para conformar una sólida estructura de grupo?

El rol que le brinda Tabárez al líder es importante, pero lo busca desde un punto de vista si se quiere más metódico, que prediquen con el ejemplo, tanto dentro como fuera de la cancha. Un camino diferente a otros técnicos, que han optado por elegir a la estrella del equipo.

“Antes existían espejos y referentes cercanos, pero cambiaron las sociedades. Ahora hay que acercar ese contenido de manera programada”, expresó en el año 2006 cuando fue presentado en la AUF.

Otro ejemplo lo reflejó cuando el barco parecía hundirse tras la derrota con Chile, en marzo de 2013, y el capitán Lugano hizo polémicas declaraciones: “el que no tenga fuerzas que se baje en este momento”. Eso sacudió la interna, pero al final dio resultados.

“Yo sé quien es Lugano, sé lo que ha hecho en el rol de capitán. Sé cual es su aporte y su pensamiento. En un momento, en el túnel, lo he visto en algún partido hablando con palabras fuertes. Lo veo porque voy atrás de los futbolistas. En momentos antes de entrar a la cancha en el segundo tiempo y, por suerte, no lo escuchó ningún periodista, porque si no, quién sabe lo que podía haberse publicado. Y todo es en función de lograr una actitud. Después de esas palabras le preguntaron a Forlán, que hace siete años que comparte la habitación con él, y dijo ‘ni me preocupa’; bueno, yo contesto lo mismo, no le doy ninguna importancia a eso”, dijo Tabárez tiempo después que el capitán llamara al orden a sus compañeros.

La identidad

En el libro El Camino es la recompensa el técnico Tabárez lo deja claro haciendo mención a un pensamiento de un viejo capitán y referente celeste. “El propio Obdulio Varela dijo: ‘Nosotros a la generación olímpica la teníamos en un altar’; hubo una continuidad sobre la manera de ser. Así como lo habla Obdulio Varela, Nasazzi es el representante de otra época. Capaz que los futbolistas de mañana se miran en estos jugadores actuales, tienen que ser mirados como ellos se pueden mirar en lo anterior. Leer, informarse sobre Maracaná , sobre la generación olímpica, es parte de la formación de los futbolistas, pero ¿para qué? Para ser parte de una identidad que nos hace reconocer hasta en el exterior”.

¿Por qué Godín?

Lugano dejó de jugar luego del primer partido del Mundial de Brasil 2014. Fue cuando Tabárez depositó la cinta de capitán en su compañero Diego Godín. El zaguero de Atlético de Madrid es un jugador que no grita ni hace gestos ampulosos. Pero en los últimos tiempos adquirió un grado de madurez importante, además de su nivel futbolístico.

Tabárez resumió los motivos por los cuales le entregó la cinta para convertirlo en el nuevo líder del grupo: “Ejerce un liderazgo positivo y tiene todo el respeto de sus compañeros. Nos tiene muy satisfecho la función que está cumpliendo”, remarcó.

¿Y detrás de él, quien?

Además de las tareas futbolísticas de disimular las ausencias de los que se fueron, o del suspendido Suárez, uno de los objetivos para los próximos tiempos será fortalecer los nuevo roles en un plantel que, por el paso del tiempo, sufre modificaciones. Las expresiones de Walter Gargano, molesto por no ser citado a la Copa América, ponen a prueba el nuevo liderazgo de Godín. Es ahora donde deberá ejercer su don y rodearse de aquellos que, por edad, deberán ayudarlo para que esto no repercuta en la interna. Egidio, Maxi Pereira, Palito o Cebolla deberán dejar de lado su tímidez y perfil bajo para asumir el nuevo rol.

De acuerdo a los antecedentes del proceso, esa tarea será tan o más importante que la futbolística.


Los nuevos referentes

Diego Godín

“Es un jugador muy importante para la selección. Maduró mucho en los últimos tiempos y fue brillante. A los jugadores que son líderes los ponen en ese lugar sus propios compañeros, y para ello deben tener alguna condición que Godín la reúne. Ejerce un liderazgo positivo”, expresó Tabárez.

Egidio Arévalo Ríos

Es considerado un jugador fundamental en la selección. Después de renunciar a la Copa América de 2007, porque la salió su pase a México, volvió al grupo. Tabárez lo llevó a los Juegos Olímpicos de Londres como uno de los tres mayores. Es líder en algunos aspectos del juego que el técnico considera vitales.

Maxi Pereira

Acaba de cumplir 100 partidos con la celeste. Tras ser un jugador de rol, ahora le toca asumir otro tipo de compromiso como acompañar al capitán Godín en la conducción del plantel. Esa tarea la desarrola en Benfica donde en muchos partidos fue capitán.

Álvaro Pereira

No tiene perfil de líder, pero está ingresando en una edad buena para ejercerlo, y el plantel necesita jugadores de su edad y experiencia. Un verdadero desafío personal.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios