“Los muchachos quieren demostrar que pueden jugar”

El DT de Los Teros Pablo Lemoine habló sobre los desafíos de corto y largo plazo que enfrenta el rugby uruguayo tras la clasificación al mundial

A 20 días de clasificar, cuáles son las sensaciones?
Estamos trabajando en otros objetivos, yendo a buscar mejor competencia, mejores condiciones. Tampoco soy tan eufórico. Es una forma de ser, nunca me conformé. Por eso no lo disfruté tanto. Pero sí siento que me levanto más tranquilo. Antes venía con una tensión impresionante, ahora tengo capacidad de construir mucho más. Para mí no era tanto, yo creía en el proyecto, pero para el rugby era “él” objetivo.

¿Cuánto del proyecto del rugby uruguayo dependía de la clasificación?
No lo sé. La tensión, el compromiso, honestamente, es con los jugadores, que es a los que uno le pide horas, dejar a la familia, el trabajo. Con el grupo. Si alguien evalúa el no cumplimiento de un objetivo como un proyecto fracasado está bastante equivocado. El Centro de Alto Rendimiento cumplió todos los objetivos. Los que quedan son ganar el Mundial B m20 y clasificar a los Juegos Olímpicos con el seven. Lo otro se cumplió todo durante dos años.

Y cuál es el siguiente objetivo para Los Teros?
Clasificar al Mundial 2019. Llevará varios pasos intermedios, los mismos que estos cuatro años. Que sea un desarrollador del rugby local, y mandar más jugadores afuera. Si lo único importante es clasificar al Mundial yo diría “ta, ya está”.

¿Que hay que hacer ahora de cara al Mundial?
Lo fundamental es organizarse. Tenemos que beneficiarnos de nuestras alianzas estratégicas. Argentina es nuestra guía para ver que hay que repetir y que no, y lo mejor que tienen es la grandeza de contarnos qué hicieron mal y bien. Eso nos está ayudando a dar pasos más seguros.
Todo lo que viene se encara pidiendo mucho esfuerzo a los jugadores, que a su vez consiguen cosas que antes no tenian. Pasa a ser mucho más demandante, pero  muchos jugadores me han dicho “largo todo y me voy a jugar al Mundial”. Ellos no quieren ir al Mundial a pasarla mal. No van a ir con la camarita a sacarse fotos. Acá los tipos van a jugarlo. Tienen ganas de demostrar que pueden jugar. Que sería un buen resultado? No se. Lo bueno es que vayan y se sientan con la capacidad de jugar, que hicimos algo, que defendieron, que metieron 200 tackles.

¿Cual es el cuello de botella? Porque el riesgo es que muchos jugadores no puedan soportar una preparación tan demandante.
Planificanmos la primera mitad del año jugando en Montevideo para evitar las salidas del país, porque la segunda nos genera 100 días afuera del país, contando el Mundial. La IRB nos da la competencias y tenemos que ir. No ponemos entre la espada y la pared a nadie, lo que decimos es que lo mínimo es esto. Hemos sacado todas las giras de principios de año, trajimos partidos para acá. Nos genera mas gastos, pero es para evitar que los chicos tengan que viajar de nuevo, porque vienen de un año muy exigente. No es fácil. Pero el objetivo del Mundial tampoco lo podemos regalar. Sería ir contra todo el esfuerzo que han hecho.

¿Y qué hay que cambiar en la estructura?
Nosotros construimos una Unión para clasificar a un Mundial, y seguimos siendo eso. Pero ahora hay una presión de ser un Tier 2 (segundo escalón de la IRB). Hay que hacer un montón de cambios para ser un rugby mundialista.

¿Los países que están cerca en el ránking son un espejo?
Tenemos que ser ubicados. Uno mira a Georgia y tiene un Estado atrás, es el deporte más popular, un país de 10 millones. EEUU es un monstruo, es una empresa, no una unión. Tenemos que respetar nuestro crecimiento. Si salteamos pasos posiblemente tengamos un traspié. No me acercaría a nadie. Hay que generar un producto propio.

¿Como imagina el 2019?
Me imagino con mas jugadores en el exterior, con mucho mas jugadores con el objetivo de formarse en jugar para Los Teros, tomar el rugby como una posible carrera, y no como hoy, que es un complemento de la vida de los jugadores. No quita que fomentemos el estudio, de hecho es donde más nos vamos a apoyar. Es la gran diferencia, me imagino un chico que entró a los 16 al Centro, con 8 años, un producto diferente  al de un rugbista de hoy, que ya esta formado.

¿Cuál es el objetivo en el Mundial?
Lo primero es marcar objetivos. El mundial lo vamos a ganar si cumplimos objetivos de la forma más completa que podamos. Imagino un mundial donde tratemos de tener mas la pelota y defensa efectiva.

¿Teme que se repitan resultados como los de 2003?
Seguro que no. Me imagino es un mundial duro, pero no creo que este grupo se permita ese resultado. Es mas critico. Aquel estaba muy basado en los jugadores de experiencia. Al no haber tantos jugadores afuera este es más sólido desde adentro. De todos modos es difícil comparar las selecciones por los tiempos.

Pero imagina resultados?
Seria torturarse. ¿Para qué queremos saber si vamos a perder por mucho o poco?  Lo importante es saber qué vamos a hacer para jugar el mundial. Si nos basamos en las realidades no tendríamos que ir al Mundial. Porque estamos en Uruguay, por la cantidad de jugadores. Como rugby no tendríamos que funcionar. La imaginación nos traiciona. Posiblemente el 95% decía que no ibamos a ir al Mundial. Tienen que quedar cosas,que el mundial sea una etapa. No es un objetivo final.


Populares de la sección

Comentarios