Los momentos que marcaron Sochi-2014

Grandes resultados deportivos o eventos insólitos fuera de la cancha marcaronm los Juegos Olímpicos de Invierno

LAS LÁGRIMAS DE BODE MILLER
El domingo 16 de febrero el estadounidense Bode Miller logró el bronce en el supergigante, convirtiéndose en el esquiador más veterano en ganar una medalla olímpica, con 36 años y 127 días. El momento más emotivo para Miller fue cuando rompió a llorar en medio de una entrevista televisiva, después de que la periodista le preguntase varias veces por su hermano Chelone, snowboarder profesional, fallecido en abril de 2013 por un posible ataque al corazón.
Al día siguiente, Miller defendió a la periodista ante los ataques que sufrió en las redes sociales.

INÉDITO: DOS MUJERES COMPARTIERON EL ORO
La eslovena Tina Maze y la suiza Dominique Gisin se colgaron el oro en la prueba del descenso femenino del esquí alpino al cubrir la bajada en Rosa Khutor, de 2,7 km de recorrido, en el mismo tiempo (1:42.57). Por primera vez en la historia olímpica, dos esquiadores compartieron el peldaño más alto del podio.

ATLETA OLÍMPICO MÁS LAUREADO
El veterano biatleta noruego Ole Einar Bjoerndalen se convirtió en el deportista con más medallas en unos Juego Olímpicos de Invierno, al sumar el oro en el esprín y en los relevos, dejando la marca en 13, una más que su compatriota fondista Bjoern Daehlie. 'El Caníbal', de 40 años, anunció este domingo, poco antes del final de los Juegos, que se retirará al final de la temporada.
Además de sus 13 medallas olímpicas (ocho de ellas de oro), Bjoerndalen suma también 39 podios en Mundiales, con 19 títulos y seis victorias en la general de la Copa del Mundo de Biatlón.

NARANJAS VOLADORAS
Holanda certificó su gran dominio en las pruebas de patinaje de velocidad, sumando 23 de las 36 medallas que se pusieron en juego en esta disciplina, con ocho títulos olímpicos de 12 posibles. Nunca antes en la historia de los Juegos Olímpicos un país dominó de esta manera una disciplina olímpica.

DESENLACE BAJO SOSPECHA
La adolescente rusa Adelina Sotnikova, de sólo 17 años, se convirtió por sorpresa en campeona olímpica de patinaje artístico femenino, por delante de las dos grandes favoritas, la surcoreana Kim Yu-Na, oro en Vancouver-2010, y la japonesa Mao Asada.
La Federación Surcoreana de Patinaje (KSU) pidió a la Federación Internacional (ISU) una revisión de las notas de la prueba de patinaje artístico, al considerar que los jueces favorecieron a la atleta local.
El diario deportivo francés L'Equipe publicó al inicio de los juegos unas supuestas declaraciones de un "eminente entrenador ruso", cubierto por el anonimato, sobre un "trueque (en las puntuaciones) con Estados Unidos", algo que negaron ambos países.

LA NIÑA MARAVILLA NO PUDO COMPELTAR
En el primer fin de semana, la niña rusa Yulia Lipnitskaia, de sólo 15 años, brilló para asegurarle a su país el oro en el patinaje por equipos. Se hizo mundialmente famosa mientras volví a a Moscú a seguir entrenando, y volvió como una estrella para la prueba individual. Pero la presión le jugó una mala pasada, y con dos caídas en las dos pruebas del programa individual, terminó en quinto puesto. De todos modos, se confirmó como una de las grandes figuras a tener en cuenta para el futuro.

UN MATRIMONIO MEDALLISTA OLÍMPICO
El rider ruso Vic Wild ganó la medalla de oro en la prueba del eslalon gigante paralelo de snowboard minutos después de que su esposa Alena Zavarzina lograse el bronce en la prueba femenina.
"Es increíble haber ganado una medalla junto con Alena. Si sólo uno sólo hubiese ganado (una medalla) ya hubiera sido algo grande, pero no tan grande como esto", exclamó Wild, nacido en Estados Unidos pero nacionalizado ruso en 2012, un año después de haberse casado con Zavarzina.

EL ÉXITO DE LOS “RUSOS EXTRANJEROS”
Además de Vic Wild, Vic Ahn Huyn-soo, 'fichado' por Rusia tras caer en desgracia en Corea del Sur y convertido en Victor An, añadió a su triplete de oros en Turín-2006 con los colores del país asiático un título con la selección local en 'short-track', para convertirse en el más deportista más laureado de su disciplina.

ORO PARA UCRANIA, UN PAÍS AL BORDE LA DE GUERRA CIVIL
Con su país al borde de una guerra civil, el equipo femenino de biatlón de Ucrania logró la medalla de oro en la prueba por relevos, victoria que las atletas dedicaron a las víctimas del conflicto sangriento que está viviendo la nación europea.
El presidente del Comité Olímpico Ucraniano, el legendario saltador de pértiga Sergey Bubka, aseguró que la victoria podía ayudar a fomentar la unión de su pueblo y llevar la paz tras varios días de enfrentamientos sangrientos entre las fuerzas de seguridad y los opositores al régimen.

RASTA ROCKETS
El equipo jamaicano de bobsleigh, cuyo predecesor inspiró la película "Cool Runnings" ('Jamaica bajo cero' en Latinoamérica; 'Elegidos para el triunfo' en España), volvió a competir en unos Juegos Olímpicos tras 12 años de ausencia.
Los 'Rasta Rockets' terminaron penúltimos en su participación en la prueba por parejas, pero fueron los indiscutibles vencedores en popularidad.

SPRINT POCO ORTODOXO
Quizá no fue ortodoxo, pero sí muy efectivo. El ruso Egor Korotkov se clasificó para las semifinales del skicross masculino por apenas unos dedos en la 'photo-finish'.
En los últimos metros, hubo una caída de tres de los cuatro participantes y Korotkov estiró más los brazos que sus rivales, dejando fuera al sueco Victor Oehling Norberg y al finlandés Jouni Pellinen, que también entraron por los suelos.

CANADÁ, DUEÑO DEL HOCKEY
El 'Team Canada', cuyo equipo masculino ganó la última medalla en Sochi-2014 al ganar la final este domingo a Suecia (3-0), también se llevó el título femenino, por lo que repitió el doblete que obtuvo cuatro años antes en los Juegos de Vancouver-2010, y confirmó el dominio del país norteamericano en este deporte.


Populares de la sección

Comentarios