Los mandamientos para el jugador tuitero

La Mutual Uruguaya de Futbolistas divulgó una serie de consejos para que sus afiliados se manejen de forma adecuada y eviten problemas en las redes sociales

Twitter, Facebook, Instagram… La mayoría de los futbolistas uruguayos son usuarios de las redes sociales. Algunos publican con más frecuencias, otros con menos, pero todos están expuestos a generar polémicas, meterse en problemas y recibir respuestas críticas.

Para evitar situaciones complicadas, la Mutual Uruguaya de Futbolistas publicó en su sitio web una serie de consejos dirigidos a sus afiliados. La nota se basa en un artículo que el experto en deportes y medios sociales, John Price, escribió para la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA) de Inglaterra.

Los consejos:

Piensa, luego tuitea

Las redes sociales en teléfonos permiten escribir desde cualquier lugar. “Pero eso significa que tan solo unos segundos te separan de una actualización que puedes lamentar justo después de haber publicado algo, precisamente cuando tu juicio podría estar más alterado”, indicó Price.

No seguir las provocaciones

El especialista recomienda a los futbolistas que eviten seguir el juego de los “trolls”, quienes suelen insultar a los jugadores a través de la web porque les gusta ser reconocidos entre sus pares. “Suelen ser ellos, no tú, quien tiene el problema”, dice.

No enojarse con los “trolls”

“Si respondes a alguien que te insulta habrá conseguido su objetivo al provocarte”, le dice Price a los futbolistas. También recomienda la opción en Twitter de denunciar (Report) a los pesados y de usar la aplicación Kick it out para denunciar de forma anónima a quienes realizan insultos racistas, sexistas u homófobos.

Ser responsable

Otro consejo sugiere a los futbolistas que intenten respetar a sus seguidores, a pesar de que éstos a veces no sean tan correctos. “Los futbolistas han tenido problemas anteriormente por todo tipo de actos, incluyendo publicar fotografías inoportunas, y en tu contrato estándar se incluye evitar acciones que puedan desprestigiar al club”, dice Price

Ser activo e interesante

as redes sociales permiten generar un gran número de seguidores, los que pueden ser útiles a los jugadores para promocionar productos y actividades. “Los medios sociales te dan la oportunidad de desarrollar una red de seguidores que puede ser un importante apoyo cuando inicies la transición a la vida fuera de este deporte. Recuerda: eres un futbolista, y hoy en día también una marca”, dice el especialista. Futbolistas top como Diego Forlán son un claro ejemplo de este punto.

Evitar temas delicados

Se recomienda a los futbolistas evitar hacer comentarios sobre asuntos delicados, relacionados o no con el fútbol. “Cualquier cosa que digas puede publicarse y pasar al dominio público y, como tal está abierta a la posibilidad de alterarse o malinterpretarse”, dice Price.

Mejor no criticar

Las críticas hacia cualquier persona tampoco son aconsejables. En este ítem, se pide evitar tuits para cuestionar a posiciones de autoridad, como árbitros, directivos, oficiales de clubes, empleados o personas relacionadas con las Federaciones y con cualquier patrocinador.

No avivar al rival

Un comentario sobre una lesión o la convocatoria de un jugador, puede serle útil a los rivales. Por eso se sugiere evitar ese tipo de tuits al revalar información que no es de asunto público, lo que puede dar ventaja a oponentes y generar problemas con el entrenador y el club.

No tuitear enojado

Un comentario hecho en caliente, con la bronca luego de un mal partido o en un momento de ira, puede provocar un dolor cabeza aún mayor en cuestión de segundos. “Debes tener en cuenta que una vez que el mensaje ha sido enviado será publicado, e incluso borrarlo posteriormente no evitará los problemas que puedan surgir”, advirtió Price.

Con dudas, no tuitear

“Si te cabe alguna duda de que publicar una información, un comentario o un mensaje en concreto pudiera dar lugar a una controversia, entonces ¡no lo publiques!”, señala el especialista.


Populares de la sección

Comentarios