Los malditos choques de Bizera

Desde su regreso a los aurinegros chocó tres veces con sus compañeros, terminó lesionado y por el último impacto deberá ser operado

La maldición de Joe Bizera comenzó con un importante traumatismo en el muslo que derivó con el tiempo en la atrofia del cuádriceps.

La lesión determinó que perdiera masa muscular, por lo que la parte baja de su cuerpo como la zona lumbar de la columna y la pelvis, no trabajaban como debían lo que generó consecuencias.

En uno de sus tantos regresos, a los tres minutos de un partido contra Arsenal por Copa Libertadores, chocó contra su compañero Juan Castillo y se golpeó en la zona lumbar.

El jugador estuvo mucho tiempo sin tener un buen funcionamiento físico y todo eso desencadenó en un nuevo problema, en este caso, de ciática.

Esto trajo aparejada una nueva lesión vinculada con la anterior que fue la pubalgia, la que quedó demostrada luego de un centellograma óseo.

Fue entonces que la sanidad y el cuerpo técnico decidieron parar a Bizera para que realizara un trabajo serio de rehabilitación. Su ausencia de las canchas fue llamativa lo que llevó a poner en duda su continuidad.

Antes del inicio de la actual temporada el defensa padeció otro encontronazo en una práctica. En pleno movimiento chocó con Jonathan Rodríguez y se volvió a lesionar.

Esta semana el equipo preparaba el encuentro contra Tacuarembó en Rivera cuando Bizera chocó con su compañero Santiago Silva. Lo que parecía un simple codazo terminó en una lesión por la cual deberá ser intervenido quirúrgicamente.


Populares de la sección

Comentarios