Los jueces del Mundial 2002 estaban "comprados"

Según publicó el diario Corriere dello Sport, los árbitros del Mundial de Corea-Japón 2002 estaban sobornados y permitieron a Corea del Sur alcanzar un milagroso cuarto puesto

El huracán FIFA se sigue complicando. En su edición papel de hoy, el diario italiano Corriere dello Sport afirma que los partidos del Mundial de Corea-Japón 2002 estaban arreglados para beneficiar al equipo surcoreano.

Todas las sospechas apuntan al árbitro ecuatoriano Byron Moreno, quien en el partido de octavos de final entre Italia y Corea del Sur pitó un penal inexistente para los coreanos, anuló un gol válido de Tomassi y expulsó a Totti por simular una falta cuando el delantero de Roma se había tropezado.

Moreno, árbitro de aquel encuentro, reconoció su complicidad con FIFA luego de estar dos años y medio en prisión por ser detenido en Nueva York con 6,2 kilos de heroína, por lo que fue procesado por tráfico de estupefacientes.

La investigación también apunta al juez egipcio, Al-Ghandour, quien fue designado para el partido entre Corea del Sur y España, donde a los ibéricos les anularon dos goles válidos.


Populares de la sección