Los jeques quieren comprar a Suárez

Manchester City está dispuesto a desembolsar más de € 40 millones para contratar al uruguayo


"Suárez no se va a ninguna parte”. El entrenador de Liverpool, Brendan Rodgers, tuvo que salir el jueves a los medios a expresar que su club quiere retener al delantero estrella de su plantel. Horas antes, los diarios ingleses The Independent y The Telegraph habían anunciado el interés de Manchester City por el uruguayo.

El City, propiedad de un millonario grupo árabe, es dirigido por el italiano Robert Mancini, a quien le interesa contar con Suárez.

Los medios ingleses informaron que el Manchester City está dispuesto a ofrecer alrededor de 40 millones de euros por el delantero que junto al holandés Robin Van Persie, de Manchester United, lidera la tabla de goleadores de la Premier League.

El objetivo inicial del City es el colombiano Radamel Falcao García, pero Chelsea corre con ventajas para contratarlo.

Suárez suma 11 goles en 16 partidos en todas las competiciones esta temporada pero en agosto de este año renovó contrato con Liverpool, lo que inflaría el precio de la eventual transacción.

En Manchester hay descontento con el actual rendimiento de los delanteros Mario Balotelli, italiano, y Edin Dzeko, bosnio.

Pero los titulares son los argentinos Carlos Tévez y Sergio “Kun” Agüero. Habría que ver si a Suárez lo seduce la idea de ir a pelear un puesto cuando en Liverpool es titular inamovible.

El futbolista se expresó a través de la web oficial del club: “Me quiero quedar, estoy disfrutando y soy muy feliz acá”, dijo.

“Nadie en el club me dijo que me estaban tratando de vender o que me voy a ir”, agregó.

Otro importante aspecto a tener en cuenta es que el City solo se desprenderá de algún delantero si recibe una jugosa oferta.

Tiempo atrás, Tévez se rebeló ante Mancini y en determinado momento se fue sin permiso del club a jugar golf a Argentina.

El equipo lo multó, Tévez se declaró transferible pero el City no recibió ninguna oferta satisfactoria por el jugador que tuvo que volver, hacer las paces con Mancini y ganarse la titularidad.

Pero claro, a un rebelde lo ayuda otro rebelde. En determinado momento fue a Balotelli al que le saltó la térmica protagonizando desplantes mediáticos.

Cuando no son las multas o las salidas nocturnas, es su comportamiento irascible dentro de la cancha. Sobre el final de la temporada pasada se hizo expulsar con una acción desmedidamente violenta y complicó la situación del equipo que peleaba el campeonato.

Mancini lo dejó de lado, pero el italiano de origen ghanés tuvo un buen rendimiento en la Eurocopa.

Sin embargo, en su retorno al club sus números son muy pobres: no marcó en lo que va de la Liga (jugó nueve partidos) y tiene un gol por la Copa y otro por la Liga de Campeones, donde el equipo ha tenido un pobre desempeño.

El City está segundo a dos puntos de sus archirrivales, el United. Pero el jeque Mansour bin Zayed no tiene problema en sacudir la tabla con un golpe de billetera.

Suárez está en la mira. El mercado de invierno europeo está a la vuelta de la esquina. Habrá que ver oportunamente si estos rumores cobran forma y si el propio Mancini –que fue quien demostró su interés por Suárez– sigue al frente del equipo.



Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios