Los horizontes de Guardiola

Pendiente el desafío de la Champions, Pep deja un gran legado en Múnich; lo espera la Premier League
El ciclo de Josep Guardiola al frente de Bayern Múnich durará tres temporadas. El equipo bávaro anunció ayer en su cuenta de Twitter que el entrenador catalán no renovará su contrato y que el italiano Carlo Ancelotti será su reemplazante a partir de julio de 2016 y hasta mediados de 2019.

Desde octubre de este año que el club presidido por Franz Beckenbauer buscaba un pronunciamiento de Pep sobre su continuidad o no al frente del equipo.

A esa presión mediática, traducida en frases del Kaiser como "Bayern no puede estar esperando eternamente que nos diga si quiere renovar", siguieron varias informaciones de medios británicos anunciando el arribo de Guardiola a la Premier League a partir de la temporada 2016-2017.

Todo va cobrando forma. Paso a paso.

Guardiola volvió a plegarse a la máxima de su mentor, el holandés Johan Cruyff, para quien los ciclos en el fútbol duran solo tres temporadas.

Con dos Bundesligas en el bolso y otra encaminada con una ventaja de ocho puntos sobre Borussia Dortmund –aunque todavía falta toda la segunda vuelta–, Guardiola afrontará en el próximo semestre de su contrato su gran reto en el gigante alemán: la Liga de Campeones.

Semifinalista en 2013-2014 y 2014-2015, las contundentes derrotas sufridas ante Real Madrid y Barcelona, respectivamente, determinaron que Pep no pudiera emular la histórica temporada que lo precedió, la 2012-2013, donde Jupp Heynckes guió a los bávaros a una inédita triple corona: Bundesliga, Champions y copa alemana (DFB Pokal).

Ese podría ser el debe de la gestión de Guardiola al mando del Bayern. El vigente vicecampeón Juventus lo espera en octavos de final, un equipo que cuando era guiado por Andrea Pirlo fue aplastado (doble 2-0 en cuartos de final) por el juego maquinal de presión asfixiante que ejercían los de Heynckes en la temporada que los vio campeones al derrotar en la final al Dortmund con un genial Arjen Robben.


El legado Pep

Más allá de que gane o no la Champions y de que pueda o no emular aquella brillante temporada de Heynckes, Guardiola ya está metido en la mejor historia de un equipo lleno de glorias como es el Bayern Múnich.

No solo por sus logros (a las Bundesligas hay que agregarle un Mundial de Clubes, una Supercopa Europea y una Copa de Alemania), sino también por la calidad del juego desplegado.

Más si se tiene en cuenta que el DT catalán no se dedicó a replicar el modelo con el que revolucionó el fútbol cuando asumió en Barcelona en la temporada 2008-2009.

Sobre una misma base conceptual –fútbol de posición y posesión, presión ilimitada, vocación ofensiva sin concesiones–, Pep estableció variantes experimentales llevando su revolución más allá de sus límites originales.

La adaptación de sus ideas a un medio nuevo y la implementación de su sistema a otro grupo de jugadores, resultó en una simbiosis por demás interesante.

De aquel entrenador que no congenió con el fútbol de Zlatan Ibrahimovic en Barcelona se pasó a una versión donde los Mario Mandzukic o ahora Robert Lewandowski tuvieron su lugar, además de su producción goleadora.

De aquel debut contra el Chelsea de Mourinho en la Supercopa Europea 2013 donde Philip Lahm hizo un curso ultra acelerado –en pleno partido– para jugar como "medio centro", queda ahora la capacidad de adaptación de varios jugadores de Bayern a distintas funciones.

En la explosión de esta faceta, Guardiola se enfocó esta temporada para conformar equipos donde las piezas rotan en forma tan anárquica como organizada. Donde el extremo Douglas Costa pasa a jugar de medio centro, el lateral derecho Rafinha de central izquierdo o el zaguero Jerome Boateng de volante por derecha.

Semejante expresión futbolística perdurará en el tiempo más allá de que este equipo gane todos los títulos que le quedan disputar de acá a fin de la temporada.

Los torneos de Pep en Bayern

Supercopa Alemana 2013: Perdió 2-4 con Borussia Dortmund
Supercopa Europea 2013: Le ganó por penales al Chelsea de Mourinho 2-2 (5-4)
Mundial de clubes 2013: Campeón al vencer a Guangzhou Evergrande y Raja Casablanca
Bundesliga 2013-2014: Campeón con 29 victorias, 3 empates y dos derrotas
Liga de Campeones 2013-2014: Semifinalista, perdió con Real Madrid 0-1 y 0-4
Copa de Alemania 2013-2014: Campeón al ganar sus seis partidos, 2-0 la final al Dortmund
Supercopa alemana 2014: 0-2 con Borussia Dortmund
Bundesliga 2014-2015: Campeón con 24 victorias, cuatro empates y cinco derrotas
Liga de Campeones 2013-2014: Semifinalista, perdió con Barcelona con un global de 3-5
Copa de Alemania 2014-2015: Perdió en semis con Borussia Dortmund por penales 1-1 (0-2)
Supercopa Alemana 2015: Perdió por penales con Wolfsburgo 1-1 (4-5)
Bundesliga 2015-2016: Lidera con ocho puntos de ventaja sobre el dortmund
Liga de Campeones 2015-2016: Pasó primero el grupo, jugará octavos con Juventus
Copa de Alemania 2015-2016: Clasificado a cuartos de final al ganar tres cruces

Los récords

37 partidos invicto. En la Bundesliga 2013-2014, Bayern Múnich estuvo 37 partidos sin perder, Guardiola protagonizó el mejor debut de la historia del certamen con nueve victorias y dos empates, y el equipo se coronó con siete fechas de antelación, otro récord. Esta temporada ganó sus nueve primeros partidos y mejoró su racha de inicio.


El futuro

La pregunta del millón para los medios europeos es saber a qué equipo dirigirá Pep la próxima temporada. Pero lo cierto es que todas las versiones lo ubican en la Premier League y más precisamente en Manchester City.

Para el diario As, su partida de Bayern es el primer movimiento de un gran rompecabezas que se armará a partir de julio de 2016.

Si Guardiola pasa al City, Manuel Pellegrini se hará cargo de la selección de su país, Chile, y el vigente entrenador trasandino, Jorge Sampaoli, pasará a Valencia de la mano de Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo y José Mourinho, entre otros.

Manchester United y Chelsea, según The Guardian, también irán por el DT catalán.

Para este medio inglés, Guardiola afrontará un nuevo gran desafío: dirigir en una liga mucho más peleada que la española o la alemana. Fútbol, hay de sobra.


Populares de la sección

Acerca del autor