Los Heat a un triunfo de la barrida

Ray Allen estableció una nueva marca en la competición de la fase final de la NBA y dejó a los de Miami de la siguiente ronda. También ganaron los Bulls y Grizzlies

Un veterano de 37 años, el escolta Ray Allen, estableció una nueva marca en la competición de la fase final de la NBA y dejó a los Heat de Miami a un triunfo de la barrida de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Este que disputan contra los Bucks de Milwaukee.

Mientras que los Grizzlies de Memphis recuperaron su poder defensivo y la producción ofensiva del ala-pívot Zach Randolph que les permitió conseguir el primer triunfo ante Los Ángeles Clippers en la eliminatoria de la Conferencia Oeste.

Los Bulls de Chicago no brillaron con su juego ofensivo, pero lo hicieron mejor que los Nets de Brooklyn a los que ganaron en el tercer partido de su eliminatoria y ahora tienen la ventaja de 2-1.

Allen, que debutó en la NBA con los Bucks, en 1996, regresó a sus 37 años como sexto hombre estelar de los Heat a los que lideró al triunfo a domicilio (91-104) y los puso con la ventaja de 3-0 en la serie al mejor de siete partidos y el cuarto se jugará en el mismo escenario del BMO Harris Bradley Center, de Milwaukee, el domingo.

Ningún equipo en la historia de la fase final de la NBA ha conseguido remontar una desventaja de 0-3.

Allen (8-14, 5-8, 2-2), que aportó 23 puntos y lideró la lista de cinco jugadores de los Heat que tuvieron números de dos dígitos, también estableció la mejor marca de triples en la competición de la fase final de la NBA al llegar a los 322, dos más de los que consiguió Reggie Miller, que tenía la mejor marca.

Allen fue seleccionado en el sorteo de 1996 por los Timberwolves de Minnesota con el número cinco y vendieron sus derechos a los Bucks por Stephon Marbury, con quienes jugó hasta el 2003 cuando fue traspasado a los SuperSonics de Seattle.

Junto a Allen, el alero LeBron James consiguió 22 puntos (9-14, 2-4, 2-4), repartió seis asistencias y capturó cinco rebotes, todos defensivos.

Mientras que el pívot Chris Bosh se convirtió en el líder del juego bajo los aros al aportar un doble-doble de 16 puntos, 14 rebotes, incluidos 12 defensivos, y puso un tapón.

El resurgir de Randolph se hizo sentir de inmediato en el juego de los Grizzlies que aprovecharon de nuevo su gran aportación individual y se impusieron por 94-82 a los Clippers.

Randolph, que en los dos primeros partidos no había tenido protagonismo, esta vez lo recuperó por completo al conseguir un doble-doble de 27 puntos (9-18, 0-0, 9-10), 11 rebotes, dio dos asistencias y recuperó un balón.

El dominio y aportación de Randolph permitió a los Grizzlies conseguir su primer triunfo en la serie que van ganando los Clippers por 2-1 al mejor de siete partidos.
El cuarto se jugará de nuevo en el FedExForum, de Memphis, y lo harán ambos equipos el próximo sábado.

Junto a Randolph, el pívot español Marc Gasol estrenó su título de Jugador Defensivo del Año, con una aportación de 16 puntos y ocho rebotes, que lo dejaron como segundo máximo encestador.

Gasol, que recibió el trofeo de Jugador Defensivo del Año antes que diese comienzo el partido, jugó 36 minutos en los que anotó 6 de 13 tiros de campo y 4 de 8 desde la línea de personal, los ocho rebotes capturados fueron baja la canasta de los Grizzlies, dio dos asistencias y puso un tapón.

El jugador de Sant Boi también ganó el duelo individual al pívot DeAndre Jordan, de los Clippers, que aportó 2 puntos y 8 rebotes.

Ambos equipos no superaron el 39 por ciento de acierto en los tiros de campo, pero los Grizzlies dominaron el juego bajo los aros al conseguir 45 rebotes por 33 de los Clippers, que les dieron segundas oportunidades.

El ala-pívot Blake Griffin anotó 16 puntos y encabezó una lista de cinco jugadores de lo Clippers que tuvieron números de dos dígitos, pero no tuvo presencia bajo los aros al capturar sólo dos rebotes y ser dominado por Randolph en el duelo individual.

No se vio el mejor baloncesto en el United Center de Chicago, donde los Bulls fueron los menos malos y se impusieron 79-76 a los Nets, que los deja con la ventaja de 2-1 en la eliminatoria.

Esta vez los jugadores claves de los Bulls fueron el ala-pívot Carlos Boozer y el alero sudanés Luol Deng que lograron sendos dobles-dobles e hicieron una aportación combinada de 43 tantos y 26 rebotes.

Boozer impuso su protagonismo bajo los aros al conseguir 22 puntos, 16 rebotes, incluidos 15 que fueron defensivos, repartió tres asistencias y recuperó un balón.
Mientras que Deng llegó a los 21 tantos y 10 rebotes, dio tres pases de anotación y recuperó dos balones que también ayudaron a los Bulls a mantener la ventaja de campo que consiguieron en Nueva York al ganar el segundo partido.

El pívot cubano estadounidense Brook López consiguió 22 puntos, nueve rebotes y puso siete tapones, su mejor marca como profesional en la fase final, que lo dejaron como el líder del ataque de los Nets y el único que compitió con los hombres altos de los Bulls.


Populares de la sección

Comentarios