Los Heat siguen imparables

Nada detiene a los de Miami, que alargaron su racha ganadora hasta los 19 triunfos consecutivos y volvieron a ser el gran centro de atención de la jornada de la NBA

Nada detiene a los Heat de Miami, que alargaron su racha ganadora hasta los 19 triunfos consecutivos y volvieron a ser el gran centro de atención de la jornada de la NBA, que también deparó la vuelta del pívot Dwight Howard a Orlando para enfrentarse a su exequipo de los Magic, algo que hizo entre abucheos y marcas individuales.

El primer triple-doble como profesional del base español Ricky Rubio y la derrota sorpresa de los Celtics de Boston ante los Bobcats de Charlotte formaron parte de lo más destacado de la jornada.

La racha triunfal de los Heat siguió después de vencer fácil por 98-81 a los Hawks de Atlanta y llegar a las 19 victorias consecutivas, la mejor racha de la NBA en lo que va de temporada.

El escolta Dwyane Wade fue el líder de los Heat al aportar 23 puntos y también fue el mejor jugador defensivo al repartir seis asistencias, recuperar cinco balones y capturar cuatro rebotes.

Los Heat (48-14), que se afianzan como líderes de la Conferencia Este y mejor marca de la NBA, igualaron la quinta mejor racha ganadora en la historia de la NBA.

El equipo de Miami tratará de hacerse de su triunfo 20 consecutivo el miércoles, cuando se enfrente a los Sixers de Filadelfia.

Hasta ahora sólo tres equipos han conseguido al menos 20 triunfos consecutivos en la misma temporada: Los Lakers de Los Ángeles, en la campaña 1971-72, con 33; los Rockets de Houston, en 2007-08, con 22, y los Bucks de Milwaukee, en 1970-71, con 20.

Los Capitols de Washington también ganaron 20 consecutivos, pero lo hicieron al final de la campaña 1947-48 y el inicio de la de 1948-49.

Howard volvió a Orlando para vivir la jornada más "extraña" en lo que va de temporada al ver como los seguidores de su exequipo de los Magic lo abuchearon permanentemente y al final fue su verdugo al anotar 39 puntos y darle a Los Ángeles Lakers la victoria por 97-106.

El pívot estrella, que hasta la pasada temporada había sido el jugador franquicia y el ídolo de los seguidores de los Magic, su actitud, comportamiento y decisión de al final irse traspasado a los Lakers, hizo que se convirtiese de inmediato en el más "odiado" en Orlando.

Se lo demostraron cuando apareció sobre la pista del Amway Center y fue abucheado, además de recibir todo tipo de frases nada agradables y pancartas como "Coward" (cobarde) y "Kobe'Kid" (el niño de Kobe).

La acción hizo que Howard se sintiese más motivado que nunca y completó su mejor actuación desde que llegó a la NBA ante su exequipo, que después de su salida está entre los peores de la liga.

Howard logró un doble-doble de 39 puntos, su mejor anotación de la temporada, y 16 rebotes, después que empató su marca de la NBA de hacer 39 tiros de personal, de los que acertó 25, y estableció la mejor en la historia de los Lakers.

Junto a Howard, otros cinco jugadores de los Lakers tuvieron números de dos dígitos, incluidos cuatro titulares, que encabezó el alero Metta World Peace, que anotó 14 puntos.

"Me imaginaba este tipo de recibimiento hostil", declaró Howard. "Estaba preparado y eso fue bueno para mi y progresar como jugador, necesitaba esta noche".

No pensaron lo mismo los seguidores de los Magic y varios jugadores de Orlando, que dijeron que su equipo no es en estos momento el más competitivo.

Los Lakers (34-31) con su cuarto triunfo consecutivo y el octavo en los últimos 10 partidos disputados, volvieron a ocupar el octavo puesto de la Conferencia Oeste.

La figura del base español Ricky Rubio alcanzó otra hito más en su breve carrera profesional al conseguir su primer triple doble de 21 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias en la gran victoria que los Timberwolves de Minnesota lograron por 107-83 ante los Spurs de San Antonio, el mejor equipo de la Conferencia Oeste.

El escolta Gerald Henderson logró 35 puntos, su mejor marca como profesional, que ayudaron a los Bobcats de Charlotte, el peor equipo de la liga, a ganar 100-74 a los Celtics de Boston y romper racha de 10 derrotas consecutivas.

La vuelta del ala-pívot Zach Randolph no pudo ser más oportuna y productiva para los Grizzlies de Memphis que con su apoyo y el liderazgo encestador del pívot español Marc Gasol, consiguió 20 puntos, vencieron a domicilio 97-102 a los Trail Blazers de Portland y lograron el quinto triunfo consecutivo y el decimocuarto en los últimos 15 partidos disputados.

En otros resultados de la jornada, Dallas se impuso a domicilio (108-115) a Milwaukee, Brooklyn derrotó 108-98 a New Orleans en el duelo de los hermanos Brook y Robin López y Clevenland ganó 95-90 a Washington.


Populares de la sección

Comentarios