Los Heat se divirtieron y los Warriors dieron la sorpresa

De nuevo jornada de contrastes en la competición de las semifinales de conferencia de la NBA. Los de Miami vencieron a los Bulls y los de Golden State a los Spurs

De nuevo jornada de contrastes en la competición de las semifinales de conferencia de la NBA tras la exhibición encestadora que dieron los Heat de Miami ante los Bulls de Chicago y la sorpresa ganadora de los Warriors de Golden State frente a los Spurs de San Antonio.

Esta vez no hubo sorpresa ni derrota de los Heat sino todo lo contrario, una exhibición que dieron los actuales campeones de liga al vencer por paliza de 115-78 a los Bulls en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Este.

El veterano escolta reserva Ray Allen presentó su mejor toque de muñeca y aportó 21 puntos, que lo dejaron como el sexto hombre del equipo y el líder de una lista de seis jugadores de los Heat, incluidos cuatro titulares, que tuvieron números de dos dígitos.

La victoria permitió a los Heat empatar a 1-1 la eliminatoria que disputan al mejor de siete y aunque perdieron la ventaja de campo, reivindicaron la condición de campeones defensores de la NBA.

El tercer partido de la serie se jugará el próximo viernes en el United Center de Chicago.

Junto a Allen, el alero estrella LeBron James, que anotó los seis primeros tiros que hizo a canasta y se fue sin encestar en la segunda parte, logró 19 puntos, nueve asistencias, cinco rebotes, tres recuperaciones de balón y perdió otros tres.

Los Heat dominaron el partido y tuvieron hasta 45 puntos de ventaja, mientras que la diferencia final de 37 es la mayor que han logrado de su historia en un partido de la fase final al superar los 35 que lograron ante los Magic de Orlando, el 24 de abril de 1997.

El base reserva Norris Cole surgió como factor sorpresa ganador al conseguir 18 puntos, su mejor marca de la fase final, tras anotar 7 de 9 tiros de campo, incluidos los cuatro triples que hizo, capturó seis rebotes y repartió dos asistencias.

El escolta Dwyane Wade, que jugó minutos, aportó 15 puntos, cinco asistencias y tres rebotes, mientras que el pívot Chris Bosh llegó a los 13 tantos y capturó cinco balones bajo los aros.

El base Mario Chalmers anotó 11 tantos, capturó cuatro rebotes y dio cuatro asistencias que dejaron a los Heat con un 60 (42-70) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 50 (9-18) de triples, comparados al 36 (27-76) y 39 (9-23), respectivamente, de los Bulls.

Los Heat también dominaron en el juego bajo los aros al capturar 41 rebotes por 28 de los Bulls, que tampoco estuvieron acertados en el control del balón al perderlo 17 veces y permitir que Miami los aprovechase y anotasen 28 tantos por siete que cedieron en las que ellos tuvieron, que fueron también 17.

Los Bulls, que sufrieron en el cuarto periodo las expulsiones del pívot Joakim Noah y del ala-pívot reserva Taj Gibson y volvieron a jugar sin el base Kirk Hinrich y el alero sudanés Luol Deng, sólo ganaron a los Heat en faltas técnicas, seis por tres de Miami, el mayor número que han recibo en lo que va de temporada.

La NBA tendrá que revisar todas las acciones antideportivas que se dieron durante el partido y podría haber algún tipo de castigo para Noah y Gibson.

El escolta italiano Marco Belinelli lideró el ataque de los Bulls al conseguir 13 puntos, seis asistencias y capturó dos rebotes, mientras que Noah antes de ser expulsado logró 12 tantos, seis rebotes y dos asistencias.

De nuevo la inspiración encestadora que mostraron el escolta Klay Thompson y el base Stephen Curry fue la clave que permitió a los Warriors vencer a domicilio (91-100) a los Spurs en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste.

La victoria dejó a los Warriors con la ventaja de campo al empatar a 1-1 la serie que disputan al mejor de siete y el tercer partido se jugará el viernes en el ORACLE Arena, de Oakland.

Thompson sorprendió y superó por completo a la defensa de los Spurs al conseguir un doble-doble de 34 puntos y 14 rebotes, incluidos 12 defensivos, que lo dejaron como el factor sorpresa ganador del partido, que permitió a los Warriors romper una racha de 30 derrotas consecutivas en sus visitas a San Antonio.

El escolta titular de los Warriors, que logró 29 puntos en la primera parte, anotó 13 de 26 tiros de campo, incluidos 8 de 9 triples, recuperó tres balones, dio una asistencia y puso un tapón en los 47 minutos que jugó.

Mientras que Curry, que jugó 43 minutos, logró 22 puntos (7-20, 2-6, 6-9), cuatro rebotes y cuatro asistencias y recuperó un balón.

Aunque los Spurs intentaron de nuevo la remontada en la recta final del partido como sucedió en el primer partido, que ganaron en doble prórroga (129-127), esta vez los Warriors mantuvieron la concentración y aseguraron la victoria.

El veterano ala-pívot Tim Duncan aportó 23 puntos, nueve rebotes, dos asistencias y puso un tapón que lo dejaron como el líder del ataque de los Spurs.

Mientras que el base francés Tony Parker llegó a los 20 puntos y fue el segundo máximo encestador de la lista de cinco jugadores de los Spurs que tuvieron números de dos dígitos, incluido el alero Kawhi Leonard que consiguió un doble-doble de 11 tantos y 12 rebotes.

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili, que aportó 12 puntos, cuatro asistencias y tres rebotes, esta vez no pudo ser el héroe salvador del partido como sucedió en el primero.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios