Los grandes que no zafaron del descenso

En Uruguay, si no fuera por la tabla acumulada, Peñarol estaría en riesgo de perder la categoría, como ocurrió en otras ligas donde descienden los últimos de cada año

¿Qué pasaría en el fútbol uruguayo si un día se quita la tabla acumulada y se decide implementar el descenso de los últimos clasificados de cada temporada, como ocurre en las principales ligas del mundo? Sin dudas que los clubes grandes tendrían más riesgos de perder la categoría –algo que nunca ocurrió- en caso de tener una pésima campaña.

Hoy en día, Peñarol está décimo en la Tabla Anual, a 16 puntos del líder Danubio. Claro que no corre riesgo de descender por los puntos acumulados el año pasado, pero si bajaran los tres últimos de cada temporada, los aurinegros se encuentran a solo seis puntos de Cerro que es el mejor ubicado entre los que bajarían si el torneo terminara ya.

Por medio de descenso directo de los últimos clasificados y de tablas acumuladas, varios clubes grandes del mundo han perdido la categoría recientemente, algo que en Uruguay parece inimaginable.

River Plate

El conjunto millonario, que comparte junto a Boca el puesto de los clubes más populares de Argentina, perdió por primera vez la categoría el 26 de junio de 2011 –mediante tabla acumulada- luego de perder los partidos de la promoción ante Belgrano de Córdoba y tras varios años de torneos con discretos puntajes.

El DT que dirigió el equipo que bajó fue J.J. López. En la temporada siguiente, Matías Almeyda, que era el capitán, tomó las riendas como entrenador en la B Nacional y logró el ascenso con un equipo al que se sumaron jugadores de renombre como David Trezeguet y Fernando Cavenaghi.

Independiente

Como si el golpe de River Plate no hubiera servido de lección, en junio 2013 le llegó el turno a Independiente, el “Rey de Copas” argentino, que también perdió la categoría por primera vez. Los rojos bajaron de forma directa tras caer ante San Lorenzo por la 18ª fecha del Torneo Final de ese año.

El descenso se produjo también por el sistema acumulado, luego de varias campañas pobres que comenzaron en 2010 y tuvieron el triste final el año pasado. Actualmente, el rojo de Avellaneda juega la B Nacional y está encaminado para regresar a la primera categoría de Argentina.

América de Cali

Uno de los históricos de Colombia, América, también se sumó al triste club de los equipos que grandes que han perdido la categoría. Fue en 2011 cuando los rojos, frecuentes animadores en la Copa Libertadores durante las décadas de 1980 y 1990 con cuatro finales perdidas, bajaron de división.  Hasta el momento, no han logrado volver a la principal categoría del fútbol cafetero.

Corinthians

Considerado el segundo equipo más popular de Brasil, luego de Flamengo, Corinthians tuvo su descenso en diciembre de 2007, luego de una crisis económica en el mandato de Alberto Dualib al frente del “Timao”. El equipo paulista jugó por primera vez en la “B” en 2008 y en octubre logró el rápido ascenso a la principal categoría.

Juventus

El equipo de Turín, el más ganador de títulos en la liga italiana, perdió la categoría por vez primera en 2006. No fue por malos rendimientos, habían salido campeones de la temporada, sino por el arreglo de resultados investigados y revelados en el “Calciopoli”, como se conoció al mayor escándalo deportivo del fútbol itaiano.

A Juventus se le retiró el título de la temporada 2005-2006 y se lo condenó a jugar en la Serie B, donde arrancó con -9 puntos de penalización. A pesar de que otros clubes fueron castigados con esa resta de puntos –Lazio, Firorentina y Milan- solo a los de Turín se les quitó la categoría. Varias estrellas –como Ibrahimovic- dejaron el club, y otras –como Del Piero, Trezeguet, Nedved y Zalayeta- siguieron para jugar y lograr rápidamente el ascenso.

Mónaco

En Francia, Mónaco, uno de los grandes junto a PSG y Olympique de Marsella, perdió la categoría en 2011 al terminar la temporada en el 18º puesto de la tabla, tras una nefasta campaña. El equipo del principado venía con varias temporadas complicadas y en ese año no logró zafar del descenso.

Su regreso a Primera no fue fácil. En crisis, el magnate ruso Dmitry Rybolovlev compró el 66% de las acciones pero el club estuvo dos temporadas para subir y lo hizo recién a mitad de 2013. Ya en la principal división, sumó a Falcao García como figura de lujo, aunque el colombiano se lesionó gravemente y se perderá el segundo semestre.

Rangers

Fundado en marzo de 1872, el club más laureado de Escocia con 54 ligas –el mayor número de títulos domésticos en el mundo-  y uno de los grandes de Reino Unido, en 2012 se vio obligado a perder varias categorías por cuestiones económicas –se declaró en bancarrota-, pasando a la Tercera división, la cuarta en importancia. Además, tuvo que cambiar de nombre de Glasgow Rangers a Rangers Football Club.

Seguido por sus miles de hinchas que cuando juegan de visitante quedan afuera de los pequeños estadios de las categorías de ascenso, logró ascender y actualmente disputa la tercera división de Escocia, en camino al lugar que deportivamente nunca debió perder, la Premier League de su país. En un documental que por estos días pasa ESPN, hinchas del equipo manifiestan que aceptan el descenso como un castigo que deben pagar y una vez que vuelvan a Primera quedarán limpios.


Populares de la sección

Comentarios