Los grandes ilusionan a un país

Peñarol en el Centenario, y Nacional en la altura mexicana, se enfrentan a Emelec y Toluca, respectivamente, con la ilusión de conseguir tres puntos trascendentes en el máximo torneo de clubes a nivel sudamericano

Este martes es noche de grandes. Por un lado, Peñarol jugará su segundo partido –primero como local– por la Copa Bridgestone Libertadores ante Emelec con el Estadio Centenario colmado a la hora 20.15, mientras que por otro, Nacional visitará a Toluca en la altura de casi 2.700 metros a la hora 0.45 uruguaya, entrando ya en la madrugada

Peñarol tiene toda la ilusión de seguir por el buen camino que comenzó la semana pasada enfrentando a Deportes Iquique en Chile en donde consiguió una victoria trascendente de cara al futuro en un grupo que seguramente será muy parejo.

Los dirigidos por Jorge Da Silva tienen muy claro que de conseguir un nuevo triunfo hoy ante el conjunto ecuatoriano, darán un paso fundamental hacia una posible clasificación a los octavos de final aunque todavía falta mucho.

“Si ganamos este encuentro y el martes que viene también como locales a Vélez Sarsfield, tendremos nueve puntos y todavía nos va a quedar Iquique como locales. Capaz que cuando vengan los chilenos a Montevideo a esa altura ya están eliminados, por lo que ya tendríamos un pie en octavos”, dijo el propio Da Silva a El Observador, como para demostrar la importancia que tiene este partido.

El técnico mirasol realizará una variante dándole ingreso a Matías Aguirregaray en lugar de Carlos Grossmüller en la mitad de la cancha, sobre todo, pensando en el juego rápido de transiciones que tiene el rival.

De todas formas, Peñarol no puede dejarse estar ni perder el orden en la cancha. Que le gane la ansiedad o que se vea sorprendido por lo que pueda hacer Emelec, sería poner cuesta arriba la posibilidad del triunfo.

Por su parte los tricolores tienen poco margen después de perder dos puntos de locales. El arranque de Nacional dejó un sabor amargo, que se endulzó un poquito al final con el gol de Iván Alonso que significó el 2-2 contra Barcelona de Guayaquil.

Pero el rendimiento futbolístico del equipo que dirige Gustavo Díaz dejó mucho que desear. Las críticas arreciaron contra el técnico y su continuidad en el cargo se puso en discusión.

El partido de esta noche frente a Toluca de México no es el mejor para cambiar la pisada. Porque se juega en la altura (2.700 metros sobre el nivel del  mar) y porque el conjunto mexicano viene con el envión de haber vencido a Boca en la Bombonera y de haber empatado el sábado, en la hora , contra América en el estadio Azteca. Esto lo convierte en un rival complicado.

Díaz cambió el sistema del juego y del 4-2-3-1 del debut frente a Barcelona en el Parque Central, pasó al 4-3-1-2 de esta noche en la altura mexicana, con la intención de que el equipo juegue más repelegado, más juntos los futbolistas y sin desordenarse, porque eso puede ser fatal. Además, aprovechar la velocidad de Sánchez y la sagacidad de Alonso en el área para intentar un gol.

Pese a todos los obstáculos, los hinchas de Nacional esperan la rehabilitación del equipo y se ilusionan con el triunfo.

Por eso esta será una noche trascendente para los dos grandes de Uruguay y este país tendrá a la enorme mayoría de los hinchas del fútbol ilusionados con que sus clubes consigan un resultado alentador para seguir con mayor tranquilidad en la Copa Bridgestone Libertadores.   

Tres puntos de oro

Con una única variante Peñarol buscará esta noche tres puntos que pueden ser decisivos ante un rival directo como Emelec por como se viene dando el grupo. En ese contexto, el Polilla Da Silva le dará ingreso al Vasquito Aguirregaray en la media cancha y por primera vez desde que firmó con el club, no tendrá en cuenta a Carlos Grossmüller entre los titulares.

Una de las razones es que no quedó conforme con el rendimiento del volante ante Iquique, pero también el entrenador carbonero piensa en que su equipo necesita más contención en la mitad de la cancha, más allá de que juegue como local, porque vio cómo los futbolistas de Emelec salen muy rápido en contragolpe una vez que se hacen de la pelota. El resto del equipo y la forma táctica que implementará Da Silva serán exactamente los mismos que ha utilizado hasta el momento. 

El Chavo se decidió por Sánchez

En la última práctica de fútbol realizada el domingo por la tarde en México, el técnico de Nacional, Gustavo Díaz, decidió que Vicente Sánchez ingrese desde el principio para acompañar a Iván Alonso en el ataque. En un entrenamiento anterior, antes de partir desde Montevideo, el titular fue Gonzalo Bueno.

El Chavo se inclinó por la mayor experiencia que tiene Vicente para jugar en la altura, ya que durante seis años de su carrera jugó en Toluca. El técnico tuvo en cuenta la “memoria fisiológica” para actuar a 2.700 metros sobre el nivel del mar, antes que el momento deportivo de cada uno.

Mientras Sánchez no ha tenido buenos rendimientos desde que llegó a los tricolores, Bueno es uno de los puntales en ofensiva.

El otro delantero será Iván Alonso, otro que conoce muy bien el mercado mexicano y especialmente Toluca, donde permaneció un año y medio.

Además de la costumbre que tienen ambos de jugar en tierras aztecas, está el respeto que se ganaron porque ambos fueron figuras en el equipo que hoy enfrentará a Nacional.

También tendrán que sobreponerse al destrato que seguramente recibirán de los hinchas del Toluca, porque no se fueron bien de ahí.


Populares de la sección

Comentarios