"Los fantasmas que andan en la vuelta no son reales"

El DT de Danubio habló de su vinculación con Casal, la salida de Etulain y la necesidad de vencer el domingo a Defensor Sporting

¿Qué explicación le encuentra a este momento de Danubio, que aún no ganó en cuatro fechas del Apertura?
Explicación en cuanto a los resultados, ninguna. Creo que si analizamos esto fríamente el equipo viene jugando buen fútbol, nos costó cerrar los partidos, pero básicamente se está haciendo todo para que la cosa funcione bien. No hay una explicación. Se cometieron algunos errores que costaron caro y tenemos claro que hay que empezar a ganar y eso es este domingo. La gente se lo merece.

Usted pregona una forma de jugar y ahora se ve ante la necesidad de ganar. ¿Eso implica que priorice el triunfo sin importar los métodos?
Lo he demostrado en este tiempo en Uruguay que siempre los equipos que dirigí han ganado jugando bien al fútbol, así que nosotros sabemos que en este parido vamos a salir a ganarlo jugando bien al fútbol. No es mi forma de pensar, ni la idiosincrasia del club ganar como sea. Respeto mi pensamiento y si cambio mi forma de pensar estaría equivocado.

¿Cuánto influye la idiosincrasia del club en su estilo de plantear el juego?
En realidad siempre lo tuve en cuenta pero es el estilo que a mí me gusta, por eso me siento identificado con el pensamiento que tiene el hincha de Danubio de no ganar a cualquier precio.

Sin embargo, el club viene de un proceso anterior donde el mensaje era otro. Se priorizaba ganar.
No soy quién para opinar de eso, hablo de mi trabajo, de lo que hacen los jugadores a los que estoy agradecido y a la gente que reconoce que el equipo hace buen fútbol y se siente identificada. Es lógico que jugamos para ganar.

Insiste en salir jugando y en algunos partidos pagó un alto costo. Alfredo Arias decía que hay que insistir pese al costo de los errores. ¿Usted piensa lo mismo?
Antes que nada aclaro que Alfredo es un gran amigo, compartimos el pensamiento futbolístico y en todo orden en la vida es más fácil destruir que construir. Renunciar a lo que se hace al primer intento es no estar convencido o equivocado. Siempre el equipo intentó salir jugando, siempre juega la pelota al piso, y creo que es lo mejor. Salir jugando es correr un riesgo y el riesgo es un requisito básico en busca del éxito.

¿Cómo se siente usted viviendo este momento del equipo?
Conforme no voy a estar nunca, pero sí contento con el camino elegido, con el mensaje que llega bien a los jugadores, porque no renunciamos a jugar. Es lógico que queremos jugar bien y ganar. No es que me da lo mismo. Pero tenemos claro el camino y yo me siento como que estoy contento con la forma del equipo, cómo se jugó, cómo se plantearon los partidos, y acepto las críticas que hay porque esto es fútbol. Cuando se gana está todo bien y cuando pierde todo mal. Lo nuestro es ser objetivos. Tendríamos que tener más puntos sumados porque hemos demostrado que estuvimos como para haber ganado todos los partidos que jugamos, salvo el segundo tiempo con Rampla, que la verdad no se jugó bien. Pero esto no es por merecimientos.

¿Qué le dicen los jugadores?
Están molestos y dolidos porque no se da la victoria y saben que todos estamos haciendo lo posible para ganar, y que se está jugando bien. Sienten que es injusta la situación que estamos pasando. Hemos merecido más en los partidos. Acá hay una expresión uruguaya que me gusta, que dicen 'no estamos ligando nada'. Y es así. Hay que estar cada vez más juntos, seguir convencidos y ahora tenemos una gran oportunidad.

El miércoles la directiva lo respaldó. ¿Cómo lo tomó?
Ehhh (piensa, hace una pausa y sigue). Mirá la verdad que no sé. A nivel directriz no sabía que estuvieran charlando. Sé que se juntan una vez por semana a charlar, pero sí recibí el apoyo inmediato del presidente Boris (Igelka) y del gerente deportivo Bola Lima, que me trasmitieron siempre que estaban a muerte con el proyecto. Todos apostamos a esto. Entiendo que los hinchas quieran ganar, yo también fui hincha, pero hay una tendencia morbosa a desprestigiar o hablar mal de los técnicos y jugadores si no se ganó, porque siempre se termina mirando el resultado. Son las reglas del juego. Pero nosotros acá hablamos de un proyecto y cuando uno hace un proyecto sabe que se hacen a corto, mediano y largo plazo, no a plazo inmediato y no estoy justificando que no se haya ganado. Si solo importa el resultado no habría proyecto. Nos debemos una victoria.

¿Qué pasó con Michael Etulain, que pasó de ser golero titular a no ser tenido en cuenta?
Cuando no se gana, el fútbol abre todas estas ventanas. Si hubiésemos ganado nadie cuestionaba nada. Yo hablé con Michael. Cuando arrancamos estaba solo y surgió la posibilidad de que viniera Cristóforo, y di mi aprobación para que exista competencia en el arco. Y 20 días después retorna Ichazo, que es campeón con el club. En todos los planteles hay tres goleros. Esa es una realidad. Lamentablemente a Michael no le tocó cambiarse pero le di mi palabra a los tres de que iban a tener la posibilidad de jugar y mostrarse.

¿Por qué arrancó con Cristóforo como titular?
Arrancó Cristóforo porque lo evaluamos con el entrenador de arqueros Pipa Rodríguez y consideramos que era el que estaba en condiciones de iniciar, pero no tiene margen de error. Salvador llega con siete u ocho meses de inactividad. No hay ningún fantasma, no me gusta hablar mucho de eso, porque lo tenemos claro. Tenemos muy buena comunicación entre todos. Ahora Michael me dijo de la posibilidad de ir a Argentina.

Aseguran que usted llegó a Danubio por Daniel Delgado, que forma parte del grupo de gente que trabaja para Francisco Casal, ¿es así?
No, no, yo tuve tres reuniones hace un año con el presidente anterior Curutchet. Estuve tres veces a punto de venir. Oscar trasmitió esto a la nueva directiva, Boris me llamó, tuve una reunión con él y arreglamos. Todos los fantasmas que andan en la vuelta no son reales, dicen tantas cosas que la verdad, lo digo con todo respeto, no tiene sentido aclara nada.

¿Qué pasó con Sebastián Morquio, su exayudante técnico, quien lo criticó a través de las redes sociales?
No tengo ninguna red social.

¿Se enteró de las cosas que dijo Morquio?
No tengo idea.

¿No tiene ningún vínculo?
No tengo ninguna relación con él.


Acerca del autor