Los errores de Ferreyra

El juez del encuentro fue determinante en el resultado final

La actuación de Christian Ferreyra amplió las dudas sobre si estaba capacitado para dirigir el partido más importante del año. Cometió errores graves, que incidieron en el resultado.

Quizá el más evidente fue el gol con la mano de Sebastián Fernández. El mismo delantero confesó al final del partido que empujó la pelota ilegalmente. Es verdad que sucede en una jugada sucia, tras un córner, con los jugadores de Nacional buscando el tiro de De Pena y que los jugadores de Peñarol no protestaron. Pero el árbitro estaba de frente.

Otro de los fallos de Ferreyra fue cuando expulsó a Santiago Romero. Se apresuró en sacarle la roja directa al lateral de Nacional. Quizá compensó por la expulsión que correctamente había decretado unos minutos antes a Macaluso, pero no existe en el reglamento la ley de las compensaciones.

Además, no ocurrió falta de Carlos Valdez contra Sebastián Taborda, que generó el tiro libre que embocó Recoba cuando se jugaba el cuarto minuto de adición.

Acertó Ferreyra en el penal que le cobró a Gonzalo Porras contra Diogo Silvestre. Cuando el volante de Nacional intentó tapar el centro del aurinegro, tocó con su rodilla la pierna derecha del rival. Éste ayudó con una zambullida teatral.

El árbitro intentó poner orden apenas comenzó el juego con una amarilla a Píriz, pero después, por ejemplo, no le sacó a Pacheco que fue reiterativo en sus faltas.

En definitiva, el debut clasico de Ferreyra no fue el esperado.


Populares de la sección

Comentarios