Los errores dejaron a Nacional a la deriva

El tricolor cometió fallos tremendos bien aprovechados por El Tanque Sisley, que le ganó 2-1 en el Parque Central

Nacional cometió todos los errores posibles y El Tanque Sisley aprovechó dos para ganarle el partido. El 2-1 resumido en 16 palabras. Los 90 minutos de fútbol en el Parque Central dejan traslucir fallas que vienen desde la conformación del plantel, otras de la semana previa al encuentro y la mayoría del juego mismo. Todas juntas conforman una bomba que explotó este sábado.

El club (los dirigentes, la gerencia deportiva, el cuerpo técnico) no logró jamás reforzar el sector defensivo del plantel. Se contrató a un hondureño -José Velásquez- como una apuesta no se sabe muy bien para cuándo y a último momento llegó Diego Polenta fuera de forma física. Álvaro Gutiérrez confió en Guillermo De Los Santos y Rafael García, un volante devenido en zaguero. Así empezó el torneo y si bien cometieron errores contra Defensor Sporting y Sud América, los taparon las victorias. Las equivocaciones de ayer no se tapan con nada.

Especialmente los desaciertos de De Los Santos. Antes del mal pase a García que terminó con el gol de Yoel Burgueño, el segundo de El Tanque, ya se había dejado ganar la espalda por Burgueño en una jugada anterior. Estaba como en otro lugar, con la mente quién sabe dónde.

El primer gol del partido, convertido por el colombiano Miguel Murillo, nació por la banda izquierda con un notable centro de Felipe Rodríguez y se concretó con un mal cierre de Jorge Fucile. Iban 11 minutos de juego y Fucile ya estaba lesionado. Es más, Fucile estuvo lesionado durante la semana, con un dolor en la rodilla que todos lo quitaron importancia. Incluso el cuerpo medico de los tricolores.

El lateral tuvo que dejar el campo a los 29 minutos. Junto a él, también se fue lesionado Rafa García, quien recibió un codazo de Murillo que le cortó el cuero cabelludo. En esta incidencia, más allá del error de los árbitros que no sancionaron la falta, le faltó suerte a Nacional. Debió quemar dos cambios al mismo tiempo y cuando faltaba una hora de partido.

Nacional perdía 2-0 y a punto estuvo de perder otro jugador por lesión. De Los Santos disputó los últimos 10 minutos del primer tiempo rengueando, con la rodilla izquierda dolorida.

Hasta entonces, el ataque tricolor pasaba por los pies de Juan Manuel Díaz. Todo lo bueno surgía por la banda izquierda porque ni Leandro Barcia, ni Gastón Pereiro, tenían espacios ni capacidad para inventar en ofensiva. Sebastián Fernández estaba entreverado y Alonso perdía una y otra vez con el gigante Fosgt.

El gol llegó justamente por un centro de Díaz y un cabezazo de Barcia, quien un rato antes había fallado otro de manera poco creíble, solo frente a Da Silva.

Gutiérrez reacomodó las piezas para el complemento. Barcia se adelantó unos metros, Pereiro tomó la creación por el medio. Luego entró Nacho González. Y Nacional se fue arriba. Ahí fue cuando comenzó a sobresalir el golero Da Silva. Seguro, sin complicaciones, con buenas tapadas.

Nacional abusó por momentos de los centros, bombones para los dos metros de altura del argentino Fosgt. La locura y el paso inexorable de los minutos hizo que los jugadores tricolores perdieran los sentidos y quedaron expuestos a los ataques de El Tanque. Braian Uribe falló el tercero abajo del arco ya en los descuentos.

El Tanque hizo su trabajo. Marcó notablemente y aprovechó los defectos de Nacional. Nacional perdió su primer partido y tendrá una semana movida. 


Populares de la sección

Comentarios